Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Visiones en las llamas: la Guardia de la Noche en la actualización 2021

Visiones en las llamas: la Guardia de la Noche en la actualización 2021

Comentamos los cambios sufridos por la Guardia de la Noche en la actualización 2021

Banderizos, hemos llegado al final de esta serie de artículos que se centran en los cambios que se han aplicado a las Facciones del juego con la actualización 2021; y ponerle el broche de oro les ha correspondido a los defensores de los reinos de los hombres: ¡la Guardia de la Noche! A continuación, Michael Shinall os ilustrará sobre la transformación a la que se ha sometido la más noble y austera orden de hermanos guerreros de Poniente.

«Nuestro honor no significa más que nuestras vidas, siempre que el reino esté a salvo».

 

–Qhorin Mediamano

Dado que su única preocupación es la defensa a ultranza del reino, los protectores del Muro no son leales a ninguna de las Grandes Casas. Vale que no son más que un mero reflejo de su antigua gloria, pero ello no impide que los hombres de la Guardia de la Noche se cuenten entre los soldados más curtidos en combate de los Siete Reinos. Gracias a su instrucción de primer nivel y la firmeza con que acata sus Votos, la Guardia de la Noche es un enemigo formidable en el campo de batalla cuyos ejércitos se componen de fornidas unidades que empiezan siendo tropas de élite para convertirse en guerreros aún mejores a medida que transcurre la lucha.

Ahora empieza mi guardia…

La Guardia de la Noche utiliza una serie de cartas de Tácticas exclusivas que representan sus Votos. Esto provoca que, a diferencia del método habitual de «jugar y descartar» de la mayoría de las Facciones, las cartas de Tácticas de la Guardia de la Noche funcionen de una manera ligeramente diferente. Para empezar, el mazo de cartas de Tácticas genéricas de la Guardia de la Noche es una caja de herramientas que incluye una variedad de bonificaciones y potenciadores, pero que no se centra de manera específica en las zonas del tablero de Tácticas. Sin embargo, lo más relevante de ellas es que, cuando una unidad de la Guardia de la Noche es el blanco de una de estas cartas, la carta se añade a esa unidad, lo que le concede una potente bonificación durante el resto de la partida. Esto implica que, a medida que una unidad se curta en la batalla, se hará cada vez más poderosa debido a que se le irán añadiendo más y más cartas.

La espada en la oscuridad: esta carta permite golpear al enemigo cuando menos se lo espera y concede a una unidad Combatiente una variedad de bonificaciones que van desde dispensar fichas de Estado hasta proporcionar 1 dado de Ataque adicional de forma permanente.

El fuego que arde contra el frío: aparte de reforzar la ya de por sí alta Moral de la Guardia de la Noche, esta carta proporciona la bonificación adicional de evitar que la unidad a la que se ha añadido la carta acumule fichas de Estado, lo que a su vez puede negar al oponente la posibilidad de recurrir a ciertas estrategias.

El escudo de los reinos de los hombres: evitar que se sufran Heridas es algo que siempre viene bien y pocas cartas lo hacen mejor que esta, ya que no solamente permite repetir la tirada de los dados de Defensa, sino que también incrementa las posibilidades de supervivencia de la unidad durante el resto de la partida.

El vigilante del muro: las tácticas defensivas y ofensivas están muy bien, pero sirven de poco si una unidad no puede ponerlas en práctica durante la batalla. Sin embargo, esta carta permite hacer justo eso, ya que proporciona movilidad adicional cuando sea necesaria.

La luz que trae el amanecer: incluso la más recia de las unidades puede terminar aniquilada debido a que sufra ataques de manera continuada. Sin embargo, esta carta permite que una unidad que esté en su peor momento siga dando guerra como si acabase de llegar al campo de batalla.

Vestir el negro: esta carta no solo permite que una unidad de la Guardia de la Noche se cure Heridas después de que un enemigo haya sido destruido, ¡sino que también hace posible que la Guardia «enrole» a su guerrero más preciado (el Vínculo que tuviera añadido ese enemigo) y use su pericia en beneficio de la hermandad!

Y ahora su guardia ha terminado: aunque nadie quiere que sus unidades sean destruidas, si ello ocurriera, esta carta actúa como un mecanismo de seguridad para tales casos, ya que permite recuperar algunos recursos que se habrían perdido con la unidad destruida. Además, esta carta proporciona una acción sin coste a la unidad que haya recuperado tales recursos.

Protectores del reino

Por supuesto, el activo más valioso de que dispone la Guardia de la Noche son los propios hombres que forman sus filas. De hecho, si las unidades de la Guardia tuvieran que definirse con una sola palabra, esa palabra sería «élite»; lo que implica que son prácticamente lo contrario de sus enemigos del norte del Muro (que están especializados en hacer uso de grandes cantidades de unidades baratas). Así pues, la variedad de unidades a disposición de la Guardia de la Noche incluye pocas opciones de bajo coste, ya que se centra en unidades de élite altamente especializadas con el fin de hacer el mejor uso de las bonificaciones y los potenciadores a los que pueden acceder.

Hermanos juramentados: los Hermanos Juramentados, el soldado «básico» de la Guardia de la Noche, son la opción a escoger cuando se quiere infligir todo el daño posible. Esto se debe a que la combinación de sus capacidades «Ensañamiento» y «Orden: Entrenamiento marcial» les permiten atravesar prácticamente cualquier defensa.

Exploradores Rastreadores: gracias a su rapidez y su maniobrabilidad, los Exploradores Rastreadores proporcionan apoyo a las unidades más «pesadas» de la Guardia de la Noche debilitando a sus enemigos y sirviendo como opción de respuesta rápida para sus ejércitos.

Veteranos de la Guardia: dado que representan a algunos de los guerreros más curtidos presentes en las filas de la Guardia de la Noche, los Veteranos están especializados en dispensar un tremendo castigo a las fuerzas enemigas. Por tanto, al enfrentarse a oponentes inferiores o sin ninguna instrucción, los Veteranos demuestran ser un letal enemigo al que atacar; mientras que, frente a tropas más preparadas, pueden igualmente mantener su posición sin ningún problema. Cuando alguna unidad enemiga te suponga un problema al que debas dar una rápida solución, los Veteranos de la Guardia serán quienes te la proporcionen.

Ballesteros de los Constructores: los Ballesteros de la Guardia de la Noche son una unidad experta en el combate a distancia, de manera que el mejor uso que puede dárseles es que sirvan de apoyo a otras tropas cuya función sea estar en primera línea de combate. Aunque son perfectamente capaces de enzarzarse en un combate cuerpo a cuerpo, hay que evitar en la medida de lo posible que lleguen a ese extremo, pues ello supone un desperdicio del potencial de sus ballestas.

Exploradores Cazadores: mientras que el propósito de los Exploradores Rastreadores es prestar ayuda a las unidades amigas, la función de los Cazadores es cubrir los huecos que surjan en su propia línea de batalla (debido a que son unas tropas excelentes tanto en combate cuerpo a cuerpo como en combate a distancia) o atacar a los enemigos desprotegidos. En definitiva, cuando se necesita rapidez y flexibilidad en el campo de batalla, los Exploradores Cazadores son las tropas a las que hay que acudir.

«El Lord Comandante de la Guardia de la Noche es, ante todo, un señor. Tiene que estar en condiciones de tratar con otros señores... y con reyes. Tiene que ser un hombre digno de respeto».

 

–Ser Denys Mallister

A pesar de lo bien instruidos que están los hombres de la Guardia de la Noche, se necesita a un individuo realmente excepcional para lograr sacarles el mejor partido. Por fortuna, cuando se trata de los Comandantes disponibles para la Guardia de la Noche, no hay escasez de líderes de ese tipo; y, además, cada uno de ellos aporta a su ejército unas tácticas y un estilo de juego particulares que permiten moldear de diferentes maneras a los soldados que están bajo su mando. Veámoslos con más detalle (recordad, por cierto, que hablamos sobre Jeor Mormont en el artículo de Visiones en las llamas dedicado a los Comandantes):

Jon Nieve, 998.º lord comandante: Jon Nieve es la elección idónea para quienes disfruten con la variedad de bonificaciones y potenciadores que están a disposición de la Guardia de la Noche. Dado que se centra principalmente en permitir que las unidades Combatientes acumulen bonificaciones adicionales en momentos clave, Jon no es que sea precisamente astuto ni marrullero, pero su contribución a la victoria de su ejército es francamente notable.

Alliser Thorne, Maestro de armas: aunque conseguir que tus tropas den lo mejor de sí mismas siempre es digno de admiración, a veces la mejor forma de ganar es sacar provecho de las debilidades de tus enemigos. En este sentido, Alliser aporta a la Guardia de la Noche las inusuales características de destrucción y manipulación por la vía del Pánico y la Moral; lo que te permite centrar tu estrategia en menguar e incluso anular las fortalezas y las capacidades de tu oponente.

Donal Noye, defensor del castillo negro: cuando se necesita defender una posición o proteger un objetivo, Donal Noye es la mejor elección para liderar un ejército. Además, Noye también es el Comandante ideal para todos aquellos que creen que la mejor forma de atacar es tener una buena defensa. Esto se debe a que, bajo su mando, un ejército de la Guardia de la Noche no solo se convierte en un auténtico bastión defensivo, sino que también inflige un severo castigo a todo aquel que se atreva a atacarlo.

Othell Yarwyck, primer constructor: Othell aporta a su ejército todo el ingenio de los Constructores debido a que está especializado en potenciar las características propias de los Constructores de la Guardia de la Noche, ya sean sus Ballesteros o la variedad de máquinas de guerra que se usan para salvaguardar el Muro. Por supuesto, las bonificaciones que proporciona Othell no solo se aplican a ese tipo de unidades, sino que puede mejorar el armamento de todas las tropas que lidera; y, además, adapta a sus necesidades el mismísimo campo de batalla mediante la rápida construcción de fortificaciones y obstáculos.

Y con esto, bravos veteranos y nuevos reclutas forzosos, damos por terminada nuestra visita al Muro. ¿Qué aspecto de esta Facción os parece más atractivo? ¿Qué estilo de juego pondríais en práctica si os llegara el momento de tener que enfrentaros a la creciente oscuridad?

 


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up