Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Un refrescante zumo de diversión

Un refrescante zumo de diversión

Frutas Fabulosas es el juego de cartas que evoluciona a medida que lo juegas

Frutas Fabulosas es el nuevo título surgido de la mente del loco del pelo verde, un juego de cartas apto para toda la familia y que es el origen de una nueva mecánica de juego

De dos a cinco jugadores paseáis por un bosque lleno de frutas. Sois los animales que viven en ese bosque y sois unos glotones. Así que querréis ser los más rápidos en elaborar deliciosos zumos en este juego de fábula en el que la experiencia va cambiando con el tiempo. Evoluciona contigo, de manera que la diversión no decaiga por más partidas que juegues. Al contrario, vas descubriendo mecánicas de juego a medida que avanzas por lo que no podrás esperar a jugar la siguiente partida para descubrir qué te depara el juego. Comienzas en el estado básico del juego, con las 6 localizaciones iniciales. Partida a partida vas recorriendo nuevas localizaciones, con nuevas mecánicas que van cambiando tu experiencia de juego haciéndolo algo más complejo. Aunque el juego evolucione a lo largo de las partidas siempre conserva, no obstante, su esencia. Eso te permite múltiples opciones de disfrutar del juego.

Puedes elegir recomenzar Frutas Fabulosas desde el principio en cualquier momento, aceptar el reto de recorrer todo el sistema de juego o detenerte en un punto del camino. Decidas lo que decidas el juego sigue siendo tan jugable después de muchas partidas como al principio. Quizá las nuevas mecánicas de juego que vas desentrañando a lo largo del tiempo no hacen sino añadir diversión a tu experiencia con el juego.

¿Qué cómo se juega? En Frutas Fabulosas formas tu tablero de juego con las cartas, de una manera dinámica e intuitiva. En la partida inicial colocas las pilas de cartas correspondientes a las localizaciones de la 1 a la 6 en dos filas y por orden numérico. El objetivo del juego es conseguir más Zumos Fabulosos que tus oponentes. La partida termina cuando uno de vosotros alcanza el número mínimo de zumos necesarios para ganar. Para fabricar estos zumos tienes que ir moviéndote por las localizaciones disponibles sobre la mesa y realizando las acciones que indican. Estas acciones te proporcionan cartas  de fruta con las que puedes conseguir tus zumos. Además de perder o ganar ingredientes para tus zumos según la acción descrita en cada una de ellas, cuando te colocas sobre una pila de localización puedes convertir una de sus cartas en un Zumo Fabuloso reuniendo los ingredientes que se indican. Por ejemplo, en la primera carta de localización del juego aparecen en la parte inferior tres piñas y un helado. Como el helado es un comodín esto significa que puedes convertir una carta de esa localización en un zumo pagando con tres cartas de piña y cualquier otra carta que decidas añadir y que equivaldrá al comodín.

En Frutas Fabulosas cada vez que compras un Zumo Fabuloso destapas una nueva carta de localización, lo que hace que progresivamente tengas sobre la mesa nuevas localizaciones a las que desplazarte y, por tanto, nuevas mecánicas de juego y acciones disponibles. De hecho en la partida inicial de Frutas Fabulosas apenas usas los elementos disponibles en la caja de juego, tan solo las cartas de localización, las de frutas y la ficha de madera que representa al animal que has escogido y con la que te vas moviendo por el “tablero”. A lo largo de las siguientes partidas vas recorriendo las 59 localizaciones que componen el sistema de juego e incorporando otros elementos como el ladrón, las fichas, las cartas de Mezcla de Frutas o de Turno Doble. Un juego adictivo al que podrás sacarle el jugo tantas veces como juegues.


Up