Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Un lugar peligroso y fascinante

Un lugar peligroso y fascinante

Las crónicas de Uriv, un viajero gloranthano: la nación de Prax.

Hay una enorme zona al oeste que, sin duda, habrá llamado la atención de cualquier curioso que alguna vez haya posado sus ojos en un mapa de Genertela. Su extensión abruma: es una enorme extensión que va de las montañas de Shan Shan en el oeste a las Montañas Rocosas en el oeste. Y aunque nos refiramos a ellas como una única extensión, existen varias naciones y diferentes culturas que luchan por prosperar en estas condiciones.

Lo primero que hay que saber de las Tierras Yermas es que no siempre fueron así. Antaño fueron una zona de suelo rico y cosechas abundantes: de hecho, eran conocidas con el nombre de El Jardín de Genert, el más grande de de los gigantes. Bajo su sabio reinado, prosperó durante siglos. No conocía la guerra, la comida era abundante y hombres y bestias vivían en armonía.

Pero, ay, la llegada de la guerra del Caos supuso el fin de esa era. Los largos años de batallas con hordas de trolls y emperadores demoníacos como Sekever se cobraron su precio. Sus campos quedaron arruinados; sus ciudades, destruidas. Finalmente, incluso Genert cayó, y con él se fue la prosperidad de sus tierras para no volver jamás, vinculadas a la energía vital de su Dios y protector.

Hoy día, las Tierras Yermas son conocidas por sus tribus de nómadas, que cabalgan a lomos de extraños animales, sobreviviendo como pueden, y por sus decenas de ruinas, testimonio de una época más próspera que no volverá. Luchan contra otras especies, mejor adaptadas a la vida en estos entornos, como los trolls, que aún moran en cuevas y ruinas.

Aún así, la vida humana lucha por prosperar. Las tribus nómadas pelean por el control de los Oasis; otras han tomado antiguas ruinas y cuidades como sus enclaves. Dos nombres siempre acuden a la mente del viajero cuando hablamos de explorar estas tierras: la nación de Prax y la ciudad de Pavis.

La nación de Prax es el nombre que han tomado un gran grupo de tribus, unificadas bajo el liderazgo del gran Khan. Su cultura utilizaba principalmente el saqueo y la cría de grandes rebaños de animales como medios de vida, y también como su objeto de culto. Están divididos en diferentes clanes, que se agrupan en grandes tribus, a menudo enfrentadas entre ellas, principalmente por pastos y tierras fértiles, pero que responden a la llamada del Khan para luchar contra los invasores. El llamado Callejón de las Caravanas es una de las rutas comerciales más frecuentadas, y a menudo la mercancía con la que trafican... son esclavos. De hecho, el inhumano pueblo de los morocantes trafican con una especie de humanos no inteligentes, más bestias que hombres, que utilizan para todo tipo de tareas.

En cuanto a Pavis, se trata de una ciudad que florece, bajo la protección del Imperio Lunar, en las afueras de la antigua ciudad. La antigua Pravis fue conocida como la más grande de toda Glorantha tenía una enorme muralla, alzada por gigante y perfeccionada por enanos, pero que terminó por caer con el lado del tiempo. En las antiguas ruinas de la otrora gran urbe, moran grupos de las antiguas razas, e incluso alguna criatura del caos. ¿Quién sabe que ocultan sus antiguas calles, palacios y catacumbas? Al otro lado, de las murallas, sin embargo, comienza a florecer una nueva ciudad, bajo la tutela del Imperio Lunar. Muchos son los aventureros que se apostan aquí para realizar expediciones al otro lado de la muralla. Aquellos que se adentran, necesitan suministros y refugio; aquellos, los pocos que vuelven, pueden traer reliquias de gran valor y tesoros que gastar en Pavis.

Y hay más, mucho más: desde tierras ocupadas por gigantes y trolls, como los famosos Condado del Sol y el Río de las cunas; de cultos primitivos y caóticos como aquellos que sirven Vivamort o El Murciélago Carmesí, a las tribus que adoran a Urox, el Dios-Toro que odia el Caos y protege lo que ellos consideran su tierra sagrada. No; definitivamente, el nombre de Tierras Yermas puede definir bien las áridas llanuras praxianas. Es un lugar con una de las historias más ricas de todo Glorantha, como atestiguan sus decenas de ruinas, y con una enorme variedad de culturas. ¡Tan peligroso para el viajero como fascinante para un estudioso!


RuneQuest estará disponible en tu tienda favorita a lo largo del tercer trimestre (más información aqui), ¡no te quedes sin él y haz tu reserva lo antes posible!

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas ni una sola de las novedades o apúntate a nuestro canal de Telegram y sé el primero en conocer todas las noticias.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up