Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Sigue el sueño del Cazador

Sigue el sueño del Cazador

Profundizamos en la mecánica de Bloodborne: El juego de cartas

Nos adentramos en la Mazmorra del Cáliz de Bloodborne para profundizar en este juego de cartas diseñado por Eric M. Lang y basado en el videojuego de Playstation 4 homónimo creado por FromSoftware para Sony Entertainment. Un juego que combina elementos cooperativos con la estrategia y la competición. Colabora con el resto de Cazadores, pero mide bien tus pasos ya que al final solo uno de vosotros podrá alzarse con la victoria. Enfréntate a los monstruos, recolecta Ecos de sangre y ¡permanece con vida!.

La cuidada estética, el diseño de personajes y la interconexión de la trama son las señas de identidad de Bloodborne. En el juego de cartas no podía ser de otro modo, de manera que nada más comenzar la partida lo primero que debes hacer es elegir al azar un jefe final de entre las cinco cartas disponibles y colocarlo boca arriba sobre la mesa. Cada jefe provoca en el juego un efecto que permanece activo durante toda la partida. Como Gehrman, el primer cazador, que aumenta en dos el número de fichas de Eco de sangre con las que entran en juego los Monstruos y Jefes a los que te enfrentes. O Vicaria Amelia, que limita la salud de los Cazadores.

Bloodborne, el videojuego, es una historia rápida e intrigante que mantiene en vilo al jugador en todo momento. Eric M. Lang traslada esa atmósfera al tablero con un sistema de rondas divididas en 8 pasos. Una vez tengas preparados el mazo de la Mazmorra del Cáliz, con las cartas de Monstruo y Jefe a las que te debes enfrentar, el mazo de mejoras para ir haciendo avanzar a tu personaje y tu tablero de Cazador delante de ti con tus fichas de trofeo y tus cartas iniciales es hora de comenzar.

La mecánica de Bloodborne incluye elementos a tiempo real, como el inicio de cada ronda en el que revelas a la vez que el resto de jugadores tu carta de acción, que posteriormente jugarás  para derrotar a un Monstruo pero también en tu propio beneficio. También hay cartas con efecto instantáneo, como la pistola de Cazador o el Vial de sangre, que le dan dinamismo al juego y te obligan a estar siempre alerta. Si una de estas cartas sirve para derrotar al monstruo la ronda termina y se pasa a la siguiente. El juego finaliza cuando el jefe final es derrotado, entonces cada jugador calcula su puntuación en Ecos de sangre para determinar el ganador.

Otro de los elementos que Bloodborne: El juego de cartas toma del videojuego es El Sueño del Cazador, una zona segura a la que solo los jugadores pueden acceder con distintas finalidades: recuperar cartas de acción usadas, descansar y recuperar la salud o obtener una mejora. También pueden depositar Ecos de sangre, que permanecerán a salvo hasta el final de la partida aunque el Cazador muera.

En definitiva, Bloodborne: El juego de cartas te traslada al universo creado para el videojuego de Sony Entertainment, al mismísimo inframundo de la ya mítica Yharnam donde de tres a cinco Cazadores os enfrentáis juntos a las amenazas que la Mazmorra del Cáliz guarda para vosotros… Aunque solo uno será quien alcance para sí la gloria.


Noticias relacionadas



 
Up