Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Si tu madre estuviese viva

Si tu madre estuviese viva

Un breve vistazo a la historia de Kratos, el protagonista de God of War: el juego de cartas

Hablar de God of War: El juego de cartas es hacerlo, inevitablemente, de sus protagonistas. Y de entre ellos, como no, destaca el ya famosísimo Kratos. No es baladí repasar su historia, profundamente ligada al de todo el universo God of War, y un ejemplo de cómo crear un personaje original que plante cara a tantas franquicias multimedia ya consagradas.

Kratos se diseñó para ser un protagonista inusual, un antihéroe de aspecto amenazador y un carácter rudo y a veces especialmente cruel. Su pasado estaba repleto de episodios a cada cual más trágico. Competir con tantos personajes de franquicias consagradas siempre es un reto, pero en el caso de Kratos, está claro que se consiguió el objetivo: el protagonista caló entre el público desde el primer juego, y hoy día es él el que ha dado el salto a otros medios... como los juegos de cartas.

Kratos se crió desde niño para ser un guerrero. Su hermano Deimos y él fueron entrenados en Esparta bajo la legendaria disciplina de sus guerreros y bajo la supervisión de Atenea. Pero su vida siempre estuvo marcada por la tragedia y la intromisión de los Dioses. Su hermano fue secuestrado por Zeus y Ares, temerosos de que fuera el elegido para traer la caída de los dioses, puesto que porta una marca de nacimiento. En honor a su hermano, Kratos se tatuó la misma marca: con el tiempo, sería él el que desafiaría a los Dioses.

Como soldado, destacó por su sed de sangre, consagrando su vida a Ares. Solo su mujer, Lyssandra y su hija, Calíope, conseguían aplacar su furia. El Dios de la guerra, siempre cruel y egoísta, dirigió a Kratos a un templo de Atenea donde se encontraban ambas, y engañó a Kratos para que acabara con su vida. Su objetivo: endurecer su corazón y convertirlo en el guerrero perfecto.

Mientras el templo ardía con los cuerpos de ambas, un oráculo le maldijo, quedando sus cenizas pegadas a su cuerpo: de ahí su aspecto blanquecino y casi fantasmal. La muerte de sus seres queridos tuvo el efecto contrario al que deseó Ares: en lugar de consagrar su vida a la guerra, Kratos decidió abandonar el culto al Dios de la guerra. Con el paso del tiempo, nuestro héroe quedaría cada vez más decepcionado con la actitud de los dioses, llegando con el tiempo al sentir un odio irracional a Zeus, y su ansia por destruir al padre de los Dioses que pondría en peligro a la vida en el mundo... ¡pero en God of War: El juego de cartas, su valor, y el de los aliados, es lo único que puede interponerse al fin de todo!

Kratos es un experto en el uso de todo tipo de armas: de hecho ha portado armas mágicas en varias ocasiones. Mientras estuvo a su servicio, Ares le regaló las Espadas del Caos. Más adelante, fue la Diosa Atenea la que le permitió usar sus espadas para luchar por causas más justas. También adquirirá diferente tipos de equipo divino. El diferente equipo también aparece en este juego. Y creednos: lo necesitará.

Por supuesto,  no está solo: a su lado estarán otros iconos de la franquicia como Mimir, Atreus, Brok y Sindri. En God of War: El juego de cartas será necesaria la colaboración de todos para evitar el fin de todo lo que existe, Y Kratos nunca podría lograrlo solo. Hasta los tipos más duros necesitan que les echen una mano de vez en cuando.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up