Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Se romperán huesos pero no serán los nuestros

Se romperán huesos pero no serán los nuestros

Llegan más unidades para la Casa Lannister y Casa Stark de Canción de hielo y fuego: el juego de miniaturas

Canción de hielo y fuego: el juego de miniaturas es un juego competitivo para dos o más jugadores, en el que cada jugador controla una de las Grandes Casas de Poniente y da órdenes a unidades en el campo de batalla, recluta héroes y manipula la política para intentar conseguir el mayor premio de todos, el Trono de Hierro.

Tanto la Casa Stark como la Casa Lannister han recibido refuerzos. Hombres preparados para la guerra que está por venir más allá de las primeras escaramuzas. Soldados curtidos en los peores combates, en los más sucios, en los que deciden un destino. 

Batidores Stark

Si bien es cierto que su función no es estar trabados en combate cuerpo a cuerpo de manera prolongada, los batidores de la Casa Stark casi nunca se ven tan apurados. Lo que los distingue es su total libertad de movimientos, debida a que son tropas con armadura ligera a lomos de monturas sin armadura escogidas por su rapidez y su carácter templado, y entrenadas para potenciar esas virtudes. Aunque padecen la habitual vulnerabilidad a las flechas común a todas las tropas ligeras, los batidores consideran a los arqueros su presa natural, ya que pueden enzarzarse con una línea de arqueros desprotegidos y aniquilarla con facilidad.

Lacustres rastreadores

Aunque se les considera diminutos comparados con la mayoría de norteños, los lacustres rastreadores hacen gala de una letalidad que contradice su escasa estatura. Raramente detectados y casi nunca vistos, los rastreadores acechan a fuerzas más numerosas que ellos para llevar de vuelta información a sus comandantes y hostigar los flancos desprotegidos y vulnerables del enemigo. Dado que no pueden resistir un enfrentamiento directo contra infantería regular, los rastreadores nunca se quedan donde puedan verse implicados en una batalla campal. En términos de movilidad, pocas unidades enemigas están equipadas para darles alcance salvo la caballería contraria; sin embargo, los comandantes juiciosos están al tanto de esta limitación y se resignan a padecerla gustosamente a cambio dela tremenda letalidad que los rastreadores llevan al campo de batalla.

Alabarderos Lannister

Aunque son capaces de emprender asaltos a la ofensiva, en lo que destacan los alabarderos de la Casa Lannister es en las formaciones y posiciones defensivas, sobre todo cuando protegen a las unidades de combate a distancia frente a cargas de caballería en toda regla. Solo el más insensato de los comandantes de caballería se plantearía un asalto frontal contra tan peligrosas armas y su largo alcance. Incluso la infantería que va a la carga debería pensárselo dos veces antes de enfrentarse a una formación atrincherada de alabarderos. Hay que procurar proteger a los alabarderos de las maniobras de flanqueo y de los ataques a distancia; sin embargo, cuando se emplean de la forma adecuada, nada supera el ojo avizor de un alabardero.

Los Hijos del Guerrero

Los Hijos del Guerrero han renunciado a sus muchos títulos para servir a los Siete y han consagrado sus dotes caballerescas y la fuerza de sus armas al Septón Supremo y la noble causa de la Fe. Su pesada armadura y sus afiladas espadas, combinadas con su inquebrantable devoción, los convierten en una vanguardia perfecta para cualquier formación de Fieles. Ya sea en asalto o en defensa, se puede confiar en que los Hijos avanzarán o mantendrán la posición con igual maestría. Incluso cuando son aventajados por innumerables enemigos, los Hijos permanecen inalterables. Cuanto más desesperada es la situación, más resuenan sus oraciones. Y esas oraciones nunca caen en oídos sordos.

¿Quién sabe qué les espera a tantos valientes?, ¿una tumba fría en un campo de batalla olvidado o un botín digno de un rey? Nadie puede decirlo con seguridad, lo único que es cierto es que se derramará sangre, se romperán huesos y el campo de batalla se llenará de gritos de dolor. Esto es Canción de hielo y fuego: el juego de miniaturas


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up