Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Saqueando los tesoros del mundo

Saqueando los tesoros del mundo

Presentamos Genios Victorianos

Todo comenzó con la desaparición del mejor detective del mundo, Sherlock Holmes, hace casi dos meses. Desde entonces, la delincuencia ha ido en aumento. Los supervillanos han estado saqueando las principales ciudades y han secuestrado a científicos y funcionarios públicos a un ritmo alarmante, e incluso ha habido informes acerca de gigantescas monstruosidades mecánicas que aterrorizan a los ciudadanos de todo el mundo. Las fuerzas de la ley parecen impotentes ante la reciente ola de crímenes a gran escala. Sinceramente, corren tiempos maravillosos para ser un genio malvado. ¡Afortunadamente, tú eres uno de ellos!

De las viles mentes creativas de Eric M. Lang y Antoine Bauza nace Genios Victorianos. Bajo una atrayente temática de steampunk y aprovechándose del actual estado de caos que impera en el mundo, los jugadores se convierten en emprendedores del crimen en busca de su propio beneficio. Lo único que se interpone en su camino es su competencia ilícita. El objetivo del juego es conseguir el mayor número de puntos de victoria, pero ¿lo conseguirán completando sus máquinas infernales? ¿O capturando los edificios más emblemáticos del mundo? Tal vez ganen puntos a través de Misiones, o secuestrando a Científicos. ¡Muchos son los caminos que conducen a la victoria!

No se puede esperar que las mentes criminales hagan todo el trabajo sucio por su cuenta, así que cada jugador tiene un equipo de Agentes a su disposición. Estos Agentes serán enviados a una de las cinco principales ciudades del mundo: Londres, Washington, Roma, París y Moscú, para cumplir con las órdenes de su amo. Cada Agente tiene una capacidad específica, como el Secuaz, que intenta completar Misiones, o el Artillero, que intenta capturar Edificios.

En un turno, el jugador activo roba el engranaje de Agente que se encuentra en la parte superior de su pila y mira secretamente su capacidad especial. Luego, lo despliega en una de las cinco ciudades. Si el Agente colocado es el tercero en esa ciudad, la partida se detiene y se resuelven los efectos de esa ciudad dándole la vuelta al montón de Agentes y haciendo que los jugadores reciban recompensas por sus esfuerzos. De arriba abajo, los Agentes van ganando un Botín de guerra, como Placas de Cobre, Tornillos, o Científicos. A continuación, cada Agente intentará completar su capacidad especial. Sin embargo, tienen que tener cuidado. Si aparece en la pila un Agente Saboteador, ¡impedirá que el siguiente Agente use su capacidad especial!

En cada ciudad hay cuatro tipos diferentes de edificio que pueden ser capturados. Las Universidades, Fábricas y Altos hornos dan puntos de victoria, y proporcionan a los jugadores un recurso como Científicos, Tornillos, o Placas de Cobre cuando son adquiridos. Los Monumentos generan fichas de Desorden civil, que valen dos puntos de victoria adicionales al final de la partida.

Todos los recursos obtenidos servirán para la construcción de las Máquinas de guerra. Desde que eran jóvenes, cada uno de los villanos ha soñado con construir un artilugio gigante y mortífero, ¡y ahora es su oportunidad! Los jugadores comienzan la partida con una tarjeta de Máquina de guerra que contiene los planos de su diseño y los recursos necesarios para hacerla realidad. A medida que completen sus secciones, recibirán recompensas. Las Máquinas de guerra comienzan con una potencia de fuego básica, pero a medida que se van completando, pueden mejorar su potencia.

Las Máquinas de guerra también contienen Celdas para retener a los Científicos capturados. Los Científicos pueden descartarse para realizar acciones especiales. Un Científico permite a los jugadores utilizar un engranaje de Agente descartado. Dos Científicos concederán al jugador activo un segundo turno. Finalmente, tres Científicos permiten a los jugadores capturar un Edificio de cualquier ciudad del tablero, independientemente de su potencia de fuego. Ser empollón, o capturar empollones, ¡tiene sus ventajas!

A pesar de su incompetencia habitual, el Servicio Secreto sigue esforzándose por llevar a los genios victorianos ante la justicia. El dial del Servicio Secreto representa el nivel actual de investigación y la potencia de fuego que tienen. Siempre que un Artillero intente capturar un Edificio, comparará su potencia de fuego con la del dial del Servicio Secreto y sólo conseguirá el Edificio si tiene una potencia mayor. Cada vez que se captura un edificio, el nivel del dial de Servicios Secretos aumenta, lo que complica la tarea del siguiente criminal a la hora de llevarse un Edificio.

El final de la partida se activa cuando un jugador completa su Máquina de guerra o cuando el Servicio Secreto alcanza su nivel más alto, momento en el que cada jugador recibe un turno más, y luego calculan su puntuación final. La mente criminal que haya conseguido más puntos a lo largo de la partida será declarado ganador, ¡y el más astuto de los Genios Victorianos!


Noticias relacionadas



 
Up