Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Saquea, saqueaa

Saquea, saqueaa

Como jugar a Munchkin Dungeon, un juego maravilloso de Steve Jackson

¿Te apetece explorar una mazmorra sin tener que aguantar jugadores intensitos? Munchkin Dungeon coge todo lo bueno del rol clásico y lo simplifica para que cada partida sea un no parar de acción y diversión. ¿Quieres saber cómo lo consigue? Sigue leyendo y te enseñamos a jugar.

El objetivo del juego es conseguir ser el héroe más famoso. Esto se consigue consiguiendo botín y matando muchos monstruos, y cuanto más peligrosos mejor, hasta llegar al jefe final. Así de fácil: habrá que ir consiguiendo tesoros y creciendo en nivel para poder afrontar esos desafíos.

En primer lugar, debes de elegir tu héroe favorito. ¿Serás un Guerrero, un Mago, un Clérigo? En su panel de héroe encontrarás toda la información que necesitas: su clase, Nivel, Puntos de Héroe, Dados de combate y Puntos de Vida, Armas y su manera de puntura. Todo resumidito y muy claro.

Después podemos fijarnos en la mazmorra. Esta consta de un montón de habitaciones y cuevas, cuyo nivel de peligro va creciendo a medida que descendemos en las profundidades.  En las mazmorras se indica el Nivel de dificultad y las recompensas que conseguimos, y colocaremos allí una cara de Habitación, que nos indicará que esconde. En los laterales, del tablero encontramos el indicador de Fama (¿qué héroe conseguirá ser más famoso?), la reserva de botín (con premios que nos llevaremos al matar a los monstruos) y el cementerio de Monstruos.

¡Comencemos! Tras preparar adecuadamente el tablero, será el turno del primer jugador. En cada turno se puede hacer estas cuatro cosas, en este orden: Derribar una puerta, Meterse en Líos, Resolver la Habitación y Saquear y descansar.

Al Derribar la puerta, entras en una nueva habitación, siguiendo los caminos o escaleras del mapa. Nada más entrar darás la vuelta a la carta, revelando su contenido. Después recibirás las recompensas, y añadirás contadores de Amenaza correspondientes, para indicar que la cosas se ponen cada vez más difícil. Podrás avanzar las habitaciones que quieras (mínimo una) hasta que te encuentres a un monstruo u otro héroe.

Después, te Meterás en líos: el resto de jugadores te lanzarán sus cartas de Amenaza, para tratar de fastidiarte. Cada carta lanzada restará un contador de Amenaza. ¡Tus rivales pueden discutir como hacer combos para dejarte fuera de combate! Los efectos de las cartas se resolverán de inmediato.

En caso de que haya un Monstruo en la habitación, o que alguien juegue una carta de Amenaza de Monstruo, no podrás avanzar y es el momento de luchar. Para ello, tirarás tus dados de combate (teniendo en cuenta tu nivel, armas, etc...)  Los dados tienen varios símbolos: las Espadas significan 1 impacto, los escudos te protegen de 1 impacto rival y los Rayos activan un objeto, arma o poder especial (una vez por lucha).

Los monstruos harán lo mismo, sumando todos sus datos. Se contarán los impactos y las defensas y se restará del total de Puntos de Vida. Para derrotar a un Monstruo debes de quitarle todos los puntos de Vida en un único turno: las heridas se regeneran y no se acumulan de turno a turno. Los monstruos eliminados irán al cementerio de Monstruos, pero solo puede haber dos figuras ahí: según entren nuevos monstruos derrotados, los primeros volverán a su habitación de origen.

¿Y si eres tú el que muere? No te preocupes, tu partida sigue. Recibirás un contador de Vergüenza (ay), pero volverás a la entrada de la mazmorra con tu equipo y puntuaciones intactas.

¡Tras esto llegará el momento de conseguir tu botín! Incluso si tú también eres derrotado, conseguirás los premios indicados en la habitación, normalmente algún tipo de carta de Botín y puntos de Fama. Por último, recibirás nuevas cartas de Amenaza, en caso de que no tengas 4 y podrás usar tu Oro para subir de nivel, si has acumulado los puntos de fama necesarios.

Así, irás aumentando de Nivel y de poder, consiguiendo equipo y puntos de fama mientras evitas los ataques de los otros jugadores y tratas de conseguir que los demás Héroes se hagan más fuerte. Eventualmente lucharás contra el jefe final. ¡Es una amenaza difícil, pero te otorgará 8 puntos de fama si le derrotas! Él volverá del a muerte para afrontar a otro jugador, en una versión aún más dura. ¡Te conviene llegar el primero!

El juego termina cuando el Jefe ha sido derrotado 3 veces o un jugador llega a 20 puntos de fama. Para saber quién gana, sumaremos esa Fama con la que nos otorgue las cartas de Botín, y restaremos los puntos de Vergüenza.

¿Quién será el Munchkin más famoso, quién se alzará sobre los cadáveres de monstruos y compañeros por igual? ¿Quién se adentrará en Munchkin Dungeon y lo convertirá en un baño de sangre?


Munchkin Dungeon estará disponible en tu tienda favorita a lo largo de abril de 2020 (más información aquí), ¡no te quedes sin él y haz tu reserva lo antes posible! 

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas ni una sola de las novedades o apúntate a nuestro canal de Telegram y sé el primero en conocer todas las noticias.


Noticias relacionadas



 
Up