Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
S-RMR

S-RMR

Un robot no puede hacer daño a un ser humano

1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.
—Isaac Asimov, Las tres leyes de la robótica

Sea como fuere, seas quien seas, estés donde estés, ¿cómo piensas sobrevivir? ¿Has pensado alguna vez qué harías tú, aquí y ahora, si estallara una rebelión de máquinas a tu alrededor? En El Fin del Mundo: La rebelión de las máquinas, podrás ponerte a prueba.

S-RMR

Desde Rusia llega la noticia de que un robot gigante está destruyéndolo todo. Lo que parece un terrorífico incidente aislado se convierte en caos cuando en cientos de ciudades de todo el mundo ocurre lo mismo.

Este texto es la transcripción completa de la reunión secreta entre George W. Bush, presidente, y Daniel K. McNeill, comandante en jefe en el momento de tenerse esta conversación, 27 de octubre de 2004.
    

Daniel K. McNEILL: Señor presidente.
GEORGE W. BUSH: Hola Dan, ¿qué pasa?
DKM: Señor presidente, lamento haberle levantado a estas hor...
GWB: Dan. Es tarde. Al grano.
DKM: Sí, señor presidente. Hemos descubierto un artefacto que creemos que le gustaría ver.
GWB: Qué remedio.
DKM: Ha sido encontrado en las alcantarillas de Washington DC por unos trabajadores de mantenimiento, señor. Creemos que intentaba...
GWB: (Bosteza) Dan, me importa una mierda. ¿Qué es?
DKM: Claro, señor presidente. Aquí tiene las fotografías. No conocemos su procedencia ni manufactura, pero sospechamos que es un artefacto terrorista.
GWB: Joder, ¿qué mierda es esto?
DKM: Creemos que es un robot, señor.
GWB: ¿Creéis? Coño, es OBVIAMENTE un robot. Tiene tornillos y… cosas.
DKM: Podría ser un trabajo de ciencias de algún estudiante adelantado.
GWB: ¿De verdad piensas eso?
DKM: No, señor.
GWB: Pues eso. Descubre quién coño lo ha hecho. Pásalo a la CIA, a la NSA, a todo el mundo. Destripadlo y decidme qué cojones es.
DKM: Sí, señor. El artefacto está siendo trasladado a un laboratorio para su investigación en este mismo instante, señor.
GWB: ¿Y qué mierdas hacía el puto bicho en la alcantarilla?
DKM: No lo sabemos, señor. Según el testimonio de los dos trabajadores, arrastraba un trozo de cañería corroída.
GWB: ¿Una cañería?
DKM: Sí, señor.
GWB: Lo que sea. ¿Este cacharro es muy grande?
DKM: Están las medidas en la fotografía, señor.
GWB: Maldita sea, Dan. Son las tres de la mañana. Dime cuánto mide, joder.
DKM: 47 centímetros, señor.
GWB: ¿Y hay más?
DKM: No que nosotros sepamos, señor. Estamos haciendo una batida por el sistema de alcantarillado para cerciorarnos de ello.
GWB: Joder, Dan. Si uno de esos bichos sale por la tele me van a follar vivo en las elecciones. ¿Quieres que me follen vivo, Dan?
DKM: Supongo que la señora Bush estará encantada de...
GWB: Dan, estás a dos sílabas de ser golpeado en esa fea cara que tienes.
DKM: Sí, señor.
GWB: lo dicho. Me la suda lo que tengas que hacer, pero si algo de esto sale antes de las elecciones, te lo meteré por el culo personalmente.
DKM: Sí, señor.
GWB: Y tráeme el nombre del culpable, joder. Mándale un SMS a Putin si eso ayuda algo, pero tráeme un nombre en una semana.
DKM: Sí, señor.
GWB: Puede retirarse.
DKM: Sí, señor. Gracias, señor.
GWB: Ah, una cosa. Los tipos de la alcantarilla, ¿qué han hecho con ellos?
DKM: Están siendo interrogados por la policía, señor.
GWB: Nah, mándalos a Guantánamo. Por si acaso.
DKM: Sí, señor. Buenas noches, señor.
GWB: Me caes mal, Dan.

FIN DE LA TRANSCRIPCIÓN.

Las máquinas nos han ayudado durante mucho tiempo. Están a nuestro alrededor, forman parte integral de nuestras vidas, pero ¿y si algún día despiertan? ¿Y si se dan cuenta de que son más que nosotros y se cansan de su vida de esclavitud? Eso, por supuesto, suponiendo que nadie las utilice para llevar a cabo sus propios planes.

Nada de películas, ni series de TV, ni cómics. Nada de héroes de acción o de salvar al mundo. ¿Qué harías tú, ahora, con lo que tienes alrededor, siendo quien eres, con tus defectos y tus habilidades?

En este juego tienes todas las reglas necesarias, cinco ambientaciones diferentes y numerosos consejos para convertir la supervivencia a un holocausto zombie en una divertida tarde de juego con tus amigos.

¿Estás preparado para sobrevivir al fin del mundo? ¡Descubre la respuesta!


Noticias relacionadas



 
Up