Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Respeta a tus enemigos

Respeta a tus enemigos

Diario de diseño de Bloodborne: el juego de tablero (3ª parte)

 

Por Michael Shinall

“Ahora mismo probablemente pueda con ambas.” 

-Yo, poco después de ser enviado de vuelta al Sueño del cazador por dos Bestias infectadas.

Uno de los aspectos del videojuego Bloodborne con el que más disfruto, y que tengo la sensación de que se subestima por parte de algunas personas, es el hecho de que en ningún momento durante el juego los enemigos dejan de ser una amenaza. No me refiero a cuando decimos de un juego que "es un desafío continuo" (es Bloodborne... creo que su reputación le precede), sino al hecho de que incluso los primeros enemigos que te encuentras, los básicos como la Muchedumbre de cazadores de Yharnam Central, te harán polvo al más mínimo descuido.

Aunque solo estés pasando el rato antes de ir a por el gran jefe del final, y hayas masacrado literalmente a todo el que se te haya cruzado en tu camino en Yharnam o junto a la Iglesia del Buen Cáliz, esa primera Muchedumbre de cazadores machete en ristre puede acabar contigo y seguirá pudiendo acabar contigo, por más que juegues si te vuelves descuidado y cometes un error: este era uno de los aspectos más importantes que había que tener en cuenta al llevarlo todo a un juego de mesa.

La gente tiene ya una idea preconcebida en su cabeza cuando escuchan que algún juego de mesa es un "dungeon crawler". Yo inmediatamente visualizo imágenes de duendes, esqueletos, zombis... el típico ambiente de género fantástico que uno espera de algo así. Sin embargo, lo que siempre tienen en común estos juegos es que normalmente todos los obstáculos que te vas encontrando son básicamente carne de cañón que solo sirve para complicarte las cosas en tu camino hasta el desafío real, normalmente conocido como el jefe final. Sabes que estas criaturas que te vas encontrando no son realmente una amenaza para ti, son básicamente elementos que te permiten irte haciendo con un botín y adquirir la experiencia necesaria.

Y ese no es para nada el papel que juegan los enemigos en Bloodborne: El juego de tablero.

En realidad ese es uno de los principales motivos por las que no considero Bloodborne como un "dungeon crawler", por la predisposición e imágenes que se invocan con ese término. Prefiero el término "exploración y acción", ya que creo que transmite mejor la idea adecuada y necesaria para enfrentarse a este juego. Pero lo más importante es que quiero que los jugadores no se hagan la idea de que los enemigos con los que se van a encontrar no son una gran amenaza.

El combate es un aspecto importante tanto en el videojuego como en el juego de mesa Bloodborne. De hecho, el principal aspecto. En ningún momento en todos esos encuentros con distintos adversarios tienes que pensar que por un solo error vas a ser enviado de vuelta a Sueño del cazador. Claro que hay algunos enemigos que no son tan peligrosos como otros. No cabe duda de que las Muchedumbres de cazadores "básicas" no son tan aterradoras como, por ejemplo, una Bestia infectada o un Gigante de la Iglesia. Pero en todo momento los jugadores deben tener muy presente que cualquiera de estos enemigos ofrece un auténtico desafío y, lo que es más importante, que enfrentarse a uno de estos adversarios es un riesgo que tienes que valorar en su justa medida ya que podrías acabar pagando un precio por ello.

Básicamente debes tener la sensación de que cada encuentro en el juego de mesa es importante y tiene su trascendencia. Es decir, tienes que respetar a todos y cada uno de los enemigos con los que luchas, ya que si no te paras a pensar en cómo vas a luchar contra cada uno de ellos, qué ataque vas a usar, qué carta de Atributo, qué forma de tu Arma con truco utilizar, etc. deberías ser castigado por ello. Por el contrario, si eres capaz de abordar la situación con una visión táctica, deberías ser recompensado. Un ejemplo:

Digamos que estoy luchando contra un Esbirro del Cazador. Sé que es grande y lento, y que si trato de vencerle golpe a golpe, acabaré en el suelo rápidamente, de modo que… ¿me lanzo con un gran ataque lento y tiro de una carta de Vitalidad para mitigar el posible daño? ¿O tal vez mejor uso una carta de Habilidad para aumentar la velocidad de mi ataque? Si lo mato antes de que me golpee a mí no tengo que preocuparme por el daño que podría causarme.

Este es el tipo de decisión al que tendrás que enfrentarte cuando luches contra un enemigo al que te encuentres en Bloodborne. No estamos en un juego en el que vas a tener que arrasar con hordas de enemigos a bulto obteniendo recursos de ellos continuamente. No... estamos en Yharam. Esto es Bloodborne. Es un juego de mesa en el que si te pones chulito y piensas que eres muy listo y puedes con los obstáculos y enemigos a los que te enfrentas sin mucho esfuerzo, te vas a dar cuenta de lo equivocado que estás al caer tras un combo con ladrillo porque fuiste codicioso y pensaste que mejor optar por infligir un daño adicional en lugar de preferir una opción más segura.

Te diría "Buena suerte en tu cacería”, pero la suerte no tiene mucho que ver aquí y tus errores son tuyos y nada más que tuyos.


Bloodborne: el juego de tablero llegará a tu tienda favorita para finales de año (más información aquí), ¡no te quedes sin él y haz tu reserva lo antes posible! Si quieres ampliar esta información te aconsejamos visitar su colección para conocer más detalles.

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas ni una sola de las novedades, apúntate a nuestro canal de Telegram y sé el primero en conocer todas las noticias y síguenos en redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y canal RSS).


Noticias relacionadas



 
Up