Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Planes para Viernes

Planes para Viernes

¡Vuelve Viernes, una divertida aventura para un jugador de Friedemann Friese!

Parece un día cualquiera, pero no lo es. Un barco naufraga y el único superviviente llega a tu playa para perturbar tu paz. Eres Viernes y, hasta ahora, vivías en una isla desierta pero eso por el momento se acabó. Así que tienes que enseñar al náufrago, Robinson, a mejorar sus habilidades para que sobreviva a mil peligros, se enfrente a los piratas y tenga algún día una oportunidad de salir de la isla. Y, de paso, devolverte tu ansiada soledad.

Viernes es una aventura para jugar en solitario. Tanto el nombre del juego como la ambientación están inspirados por la novela Robinson Crusoe de Daniel Defoe. El genio del pelo verde de los juegos de mesa, Friedemann Friese, es el autor de este juego con cuatro niveles de dificultad y una mecánica que optimiza todas las posibilidades de las partidas para un solo jugador.

Para lograr vencer a los piratas finales, en Viernes debes jugar antes una serie de rondas preparatorias en las que te enfrentas a peligros crecientes mientras tratas de no ser derrotado por ellos y de paso mejoras tus habilidades. El sistema de juego se basa en un sistema de enfrentamientos en los que debes superar los retos planteados por las cartas de peligros usando las cartas de lucha del mazo Robinson. Cada reto que superes te proporciona una nueva carta de lucha y estas cada vez serán más poderosas de modo que te proporcionen poder suficiente como para enfrentarte al reto final.

Cada carta de peligro de Viernes tiene un número verde, amarillo o rojo que usarás según en qué nivel estés jugando. En la carta aparece también otro número a la izquierda, sobre fondo blanco. Son las cartas de lucha que puedes robar para intentar superar el peligro. Si los números impresos en las cartas de lucha superan al valor de peligro correspondiente, ganas el enfrentamiento. En caso de que tu victoria no esté clara puedes intercambiar puntos de vida por valor de peligro y si nada funciona, pierdes el reto y debes pagar las consecuencias. Los peligros al principio son inofensivos pero es que, paralelamente, tu Robinson comienza con muy pocas habilidades en sus cartas de lucha. A medida que avanza el juego también mejora la capacidad de lucha de Robinson y, por tanto, será más difícil sucumbir ante cualquier reto. Esto es así porque las propias cartas de peligro, impresas en dos mitades, se convierten en cartas de lucha del mazo de Robinson una vez superas su reto. Y estas cartas vienen ya dotadas de unas características que no tienen las cartas con las que contabas de partida.

¡Barco a la vista! Pero, oh no, es un barco pirata. ¿Cómo? Son dos. Más vale que tu Robinson sepa como defenderse, porque muy alta puntuación necesitará obtener de las cartas de lucha para superar estos dos últimos enfrentamientos. Pero llevas preparándote para esta venida mucho tiempo. Preparando a tu Robinson, mejor dicho. Ya que tú lo único que quieres es recuperar tu silencio y tu libertad. Para ello, sin embargo, tendrás antes que blandir la espada y enseñar al más célebre de los náufragos a defenderse por sí mismo para así poder salir de tu isla y regresar a la civilización. Vive la aventura por ti mismo con Viernes.


Up