Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Pifia clerical

Pifia clerical

¿Serás capaz de conseguir el tercer marcapáginas de Munchkin?

Seguro que muchos de vosotros os habéis hecho con los dos primeros Marcápaginas de Munchkin (No, no queremos saber que sucios trucos habéis usado para conseguirlo), pero... ¿Crees que teniendo los tres conseguirás ser un autentico Munchkin?

Marcapágina Oficial de Munchkin de Pifiería Pifianza Pifia Clerical

Puedes usar este marcapágina en cualquier partida de Munchkin o sus secuelas. Puede usarse en cualquier momento, incluso durante un combate. Sólo puedes usar un marcapágina (de cualquier tipo) por partida, a no ser que cambies de sexo. Si cambias de sexo puedes usar un segundo marcapágina. No se pueden usar más de dos en una misma partida, sean cuales sean las circunstancias.

1. Usa este marcapágina en cuanto alguien use un marcapágina de cualquier forma que no sea de tu agrado. Déjale que realice todo el ritual necesario para usar el marcapágina, especialmente si es embarazoso o destructivo.
2. Recita la Primera Letanía de la Pifia Clerical: ¡Detén tus impías maquinaciones, infiel! ¡YO TE CONDENO!
3. Muéstrale a los demás jugadores este marcapágina para que puedan ilustrarse sobre el perverso pecado cometido y sobre la magnitud de la condenación que va a tener lugar.
4. El efecto del otro marcapágina queda anulado. Si cambió de manos, la persona que lo recibió lo conserva.
5. Si el marcapágina que estás anulando se destruye durante su uso, debes destruir ahora este marcapágina, siguiendo exactamente el mismo ritual.
6. En caso contrario, entrega este marcapágina a la persona que jugó el marcapágina que anulaste. Ahora es suyo. Incluso puede usarlo durante esta misma partida, si un cambio de sexo se lo permite.
7. Excepción a (5) y (6): Si eres Clérigo en el momento en que juegues esta carta, puedes recitar la Segunda Letanía de la Pifia Clerical, que es “¡Ja, ja, ja! ¡Dios siempre me prefirió a mí!”, y quedarte con el marcapágina.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up