Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Pasándolas canutas

Pasándolas canutas

Repasamos las mecánicas de Tensión y Adrenalina en Zombicide Chronicles

En anteriores ediciones de esta pequeña serie que estamos dedicando a Zombicide Chronicles, el juego de rol ambientado en el universo apocalíptico de Zombicide ya os hablamos tanto de su sistema de creación de personajes como de su reglamento, así que hoy vamos a centrar nuestra atención en dos mecánicas que, además de estar claramente inspiradas en el juego de mesa, aportan ese saborcillo a ultraviolencia de dibujos animados tan característica de la saga.

Empezamos con la Tensión, y es que cuando las cosas sea ponen complicadas (y eso es algo que sucede bastante a menudo en el universo Zombicide), solo los más duros salen adelante. La Tensión es un valor que mide la capacidad de nuestros Supervivientes para superar sus propios límites y escapar de las situaciones más peligrosas.

Durante una partida, los Supervivientes acumulan Tensión para, llegado el momento, convertir un fracaso en un éxito o mejorar el resultado de una tirada ya superada. ¿Suena bien? Bueno, espera a que te contemos el lado malo.

Todo el mundo tiene un límite y para sobrevivir en Zombicide Chronicles es imprescindible saber dónde está el tuyo. Si no nos tomamos un respiro de vez en cuando, la Tensión puede acabar jugando en nuestra contra, por lo que el descanso y conseguir unas cuantas horas de sueño de vez en cuando (a ser posible en nuestra base) será imprescindible si no queremos venirnos abajo en el peor momento.

De forma similar a la Tensión, la Adrenalina representa los efectos beneficiosos para nuestro personaje que tiene el vivir en un mundo tan peligroso como el de Zombicide. A medida que un Superviviente va teniendo éxito en lo que intenta hacer, su nivel de Adrenalina irá aumentando.

La Adrenalina se contabiliza con la barra impresa que hay en la parte superior de la hoja de Superviviente y que está dividida en cuatro secciones de diferentes colores: Azul, Amarillo, Naranja y Rojo. Cuando alcanzas un nuevo nivel en la barra de Adrenalina, desbloqueas una serie de habilidades asignadas a ese color para, poco a poco, ir desatando una auténtica fiesta de destrucción a tu alrededor.

Está claro que ser uno de los protagonistas de un apocalipsis zombi es una fuente constante de situaciones tensas, ¿así que por qué no usarlas en nuestro favor? Las mecánicas de Tensión y Adrenalina cumplen perfectamente con esa función, ofreciendo toda una serie de posibilidades a cual más divertida para que nuestros supervivientes saquen tajada de los malos ratos que van a pasar.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up