Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
No hagas ni un solo ruido

No hagas ni un solo ruido

Una introducción al personaje de la Exploradora en Nemesis

Por el amor de Dios... ¿qué hacías ahí todavía? ¿Por qué no te has puesto a salvo? ¿No sabes lo que está pasando? Tenemos que.... Ssssh. Calla. ¿Escuchaste eso?

Espera. No nos ha oído. Sígueme... 

Aquí podemos hablar. Verás, parece que esos... intrusos están por toda la nave. Aún no sabemos cómo han podido entrar. Aunque tengo mis sospechas. Son una auténtico asco. ¿Viste esa larva? Ya los he visto de varias formas diferentes. Hay unos especialmente grandes. Da igual: todas repugnantes y tienen las mismas ganas de matar. 

Por lo visto esas cosas han entrado mientras descansábamos. ¿Viven en el vacío? Ni idea. Sí, eso es un cadáver. Intenta no mirarlo, no te hace ningún bien.

Seré honesta: la situación no es nada buena. La nave está hecha polvo. Pero aún tenemos una posibilidad, si seguimos las órdenes y cada uno hace su trabajo. Sé que el tipo ese, el Mecánico, y la Piloto, necesitan unas cuantas piezas para reparar algunos sistemas. Parece que los motores pueden funcionar, y me han asegurado que los componentes que faltan están por aquí. Si es así, yo podré encontrarlos.

No, no puedes venir conmigo. Trabajo mejor sola. Y me será mucho más fácil moverme en silencio. Pero te ayudaré.

Voy a dejar que salgas tú primero. Tranquilo: voy armada. Creo que soy la única: no hay armas en la nave, salvo las que teníamos el personal militar. Yo te cubro. Dirígete al puente y espera a que el capitán te de instrucciones.

Ah, y procura que el médico te mire esa herida. Tiene mala pinta.  Recuerda. Ni un ruido.

Un, dos, tres... ¡muévete!

Prepárate porque la experiencia de Nemesis se está acercando, una que no olvidarás jamás.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up