Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
No a cualquier precio

No a cualquier precio

Presentamos El Puerto, un rápido juego de ambición y negociación

La bulliciosa ciudad de Gullsbottom se abre ante ti en El Puerto, un juego rápido y divertido de colocación de trabajadores y gestión de recursos. Incontables oportunidades de éxito aguardan a cada paso a un comerciante despierto y hábil como tú. Aprovéchalas y hazte con la victoria en este juego, fácil de aprender pero también fácil de enseñar a jugadores novatos.

En El Puerto, tú y hasta tres jugadores os movéis como peces en el agua en el mayor mercado de la ciudad. Recolecta bienes y negocia con ellos, pon a prueba tu ambición y tu visión comercial para conseguir los intercambios más ventajosos. Invierte tus ganancias en la compra de los más suntuosos edificios disponibles, si eres el dueño del más valioso seguramente seas también el ganador al final de la partida.

El Puerto se juega en partidas rápidas de unos 15 minutos, y en tu turno simplemente debes desplazar tu único peón de un edificio desocupado a otro. Este movimiento desencadenará acciones relacionadas con los bienes que vas acumulando en el mercado. Las acciones también te permiten comprar edificios para acumular así puntos de victoria, y el prestigio de ser propietario. Que no es poca cosa porque el juego termina cuando un jugador compra su cuarto edificio, en ese momento quien tenga la propiedad de más valor se convierte en ganador.

La mayor parte de los edificios proporcionan recursos, te permiten convertirlos en otros o te permiten comprar más edificios. Algunos, incluso, te dotan de habilidades como poder manipular los precios del mercado y saltarte las reglas. Cada uno de los edificios de El Puerto es diferente, de modo que cada uno te permite hacer cosas diferentes. Desde acceder a los edificios de los rivales, conseguir edificios a menor coste o mejorar tus transacciones en el mercado. El orden en que aparecen los edificios es aleatorio, así que cada partida es diferente.

Solo el más rápido y hábil de los comerciantes de la ciudad se hará con el control de la ciudad y la gloria de la victoria. Prepárate para una carrera en la que todos los jugadores partís con los mismos recursos pero solo uno llegará a lo más alto. ¿Serás tú la próxima leyenda de Gullsbottom?


Up