Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
¡Monturas cuasiequinas!

¡Monturas cuasiequinas!

¿Conseguirás el séptimo marcapágina de Munchkin?

Seguro que muchos de vosotros os habéis hecho con los primeros Marcápaginas de Munchkin (no queremos saber como lo habéis hecho), pero... ya está aquí el séptimo y la fiebre de los marcapáginas (y de las monturas locas) está asolando las mesas de juego ¿Crees que teniendo todos conseguirás ser un autentico Munchkin?

Marcapágina Oficial de Munchkin de Semimontura Cuasiequina

Puedes usar este marcapágina en cualquier partida de Munchkin o sus secuelas. Puede usarse en cualquier momento de tu turno. Sólo puedes usar un marcapágina (de cualquier tipo) por partida, a no ser que cambies de sexo. Si cambias de sexo puedes usar un segundo marcapágina. No se pueden usar más de dos en una misma partida, sean cuales sean las circunstancias.

1. Muéstrale a todos los demás jugadores el marcapágina para que queden convencidos de que hace lo que dices que hace.
2. Juega este marcapágina para hacerte con la Semimontura Cuasiequina. Aunque no se considera un objeto, debes colocar la Semimontura Cuasiequina junto al resto de tus objetos.
3. Cada vez que te veas involucrado en un combate, tira un dado. Si el resultado es 1, arranca una esquina al marcapágina (y cuando no queden esquinas, deshazte de él apropiadamente). Si el resultado es 2 ó 3 no sucede nada. Si el resultado es 4, 5 ó 6, la Semimontura Cuasiequina cuenta como una Montura que te proporciona un Bonus de +2 por cada esquina que le quede al marcapágina. Puedes usar la Semimontura Cuasiequina incluso si ya tienes otra Montura.

La Semimontura Cuasiequina no puede venderse, pero puede comerciarse con ella con otros jugadores, siempre que las reglas lo permitan.

Munchkin es rápido de jugar y ridículo, y puede llevar a cualquier grupo de jugadores de rol a la risa histérica. Y mientras se ríen, puedes robarles lo que lleven, ¡hasta sus marcapáginas!


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up