Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Monstruos con sorpresa

Monstruos con sorpresa

Repasamos tres de nuestras abominaciones favoritas de Abuelito Serpiente Yig

Como ya te hemos adelantado por aquí, Abuelito Serpiente Yig es una campaña para Los Mitos de Cthulhu de Sandy Petersen que sigue la estela de La Isla de los Gules y en la que podremos enfrentarnos a las abominaciones de los Mitos con espadas, conjuros y toda la potencia que le confiere a un personaje jugador el hecho de haber sido creado con las reglas de quinta edición del juego de rol más popular del mundo. 

Mientras esperamos el momento de tenerla entre las manos y empezar a planear la campaña con nuestros respectivos grupos de jugadores, hoy queremos seguir poniéndoos los dientes largos hablando de tres de los monstruos que más nos han llamado la atención de este manual. 

Empezamos con una interesante reformulación de los Hombres Serpiente, un enemigo clásico de La Llamada de Cthulhu, que aporta aire fresco y consigue que encajen a la perfección en un juego de quinta edición. 

Desde el apogeo de su imperio en el Triásico, los hombres serpiente han sido meticulosos planificadores e intrigantes taimados. Estas criaturas con cabeza de serpiente parecen humanoides (y a menudo usan magia de cambio de forma para parecer humanoides), pero sus mentes son tan frías como su sangre. 

Si bien ya no gobiernan vastas extensiones del mundo, hay quien dice que su imperio esta aun mas extendido y es mas insidioso. Los astutos hombres serpiente acechan en el corazón de cada reino, haciéndose con el poder y esperando el momento oportuno para poner en marcha su plan maestro.

En Abuelito Serpiente Yig encontraremos muchos tipos de hombres serpiente, desde guerreros de élite, algunos equipados con armas blancas y otros con tecnología alienígena, pero también sacerdotes de Yig, silenciosos emboscadores y jinetes de dinosaurios. 

Espera, ¿hemos dicho jinetes de dinosaurio? ¡Exacto! A estas alturas no es ningún secreto que en Abuelito Serpiente Yig tendremos que enfrentarnos a una gran variedad de saurios, entre los que se encuentran unos velocirraptores que nada tienen que ver con la imagen a la que estamos acostumbrados a ver en el cine y que, en cambio, resultan mucho más fieles a sus contrapartidas históricas. 

Estos pequeños dinosaurios emplumados miden menos de 2 pies de alto y tienen una larga cola que sobresale rígida. Tiene afiladas garras en forma de hoz en las patas y una boca estrecha bordeada por docenas de dientes diminutos y curvos. Hasta aquí todo correcto… ¡Pero es que además tendremos ocasión de vérnoslas con velocirraptores mejorados tecnológicamente! 

Terminamos este top tres de monstruos de Abuelito Serpiente Yig que nos tienen robado el corazón con otro viejo conocido de los fanáticos de los Mitos: los Shoggoths. En la campaña, los shoggoths son montones borboteantes de protoplasma y carne que eran usados como armas de los Antiguos, al menos hasta que se liberaron y destruyeron a sus amos. En la actualidad, los shoggoths están casi extintos, hasta que se les invoque de nuevo para cometer atrocidades.

Pero lo que de verdad distingue a estos shoggoths es su capacidad para darnos la más desagradable de las sorpresas escondiéndose bajo la apariencia de otra criatura. La dermis parecida a una armadura del shoggoth se desgarra con un sonido similar al rasgar un cuero pesado, revelando la carne escamosa de un colectivo de pseudópodos que, hasta ahora, había estado contenido en su interior. Al despojarse de su disfraz, el enorme cieno protoplásmico deja tras de sí el cascarón mutilado y deformado de su anfitrión.

Quedan muchas más curiosidades y sorpresas que comentar antes del lanzamiento de esta magistral campaña, así que no os vayáis muy lejos. ¡El mismísimo Yig os lo ordena!


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up