Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

La revuelta del pueblo

La revuelta del pueblo

Un escenario gratuito para Ankh: Dioses de Egipto

En la Antigüedad, los pueblos de Egipto prosperaban de igual manera que sus dioses. Se les erigía monumentos, se les ofrecían sacrificios y estos fueron adquiriendo poder paulatinamente. Pero el poder absoluto no puede ser compartido y era cuestión de tiempo que los dioses de una sociedad politeista como la egipcia acabaran guerreando por convertirse en la única deidad de su pueblo. 

En Ankh: Dioses de Egipto encarnaremos a uno de esos dioses, cada uno con sus respectivos poderes traducidos en una serie de mecánicas que capturan perfectamente la temática del juego.

Aunque el básico ya garantiza un buen número de horas de juego (y eso sin contar con las expansiones que ya están anunciadas y que catapultan la rejugabilidad del título), hoy queremos hacerte un regalo muy especial: un escenario gratuito para Ankh: Dioses de Egipto que podrás encontrar en nuestra sección de descargas en el que tendrás que enfrentarte a un inconveniente imprevisto: el descontento del pueblo llano. 

Los Dioses pueden haber ganado sobre el Faraón y la clase alta, ¡pero el pueblo trabajador de Egipto ha tenido suficiente! Se rebelarán y destruirán a los guerreros del Dios victorioso para dejar claro su mensaje: ¡Podéis librar vuestras batallas divinas, pero manteneos fuera de nuestra vida cotidiana!


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up