Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
La Montaña que cabalga

La Montaña que cabalga

Presentamos Hombres de la Montaña para Canción de hielo y fuego: el juego de miniaturas

Canción de hielo y fuego: el juego de miniaturas es un juego competitivo para dos o más jugadores. Cada jugador controla una de las Grandes Casas de Poniente, se pone al mando de las unidades en el campo de batalla, recluta héroes legendarios y manipula la situación política, en un intento de conseguir el mayor premio de todos, el Trono de Hierro.

Algunos de los mejores y más duros guerreros se reúnen bajo la bandera de los Lannister. Hombres terribles curtidos en batallas igual de terribles, hombres que no dudarán en combatir hasta el último aliento por sus Señores, que no retrocederán si con ello riegan la tierra con la sangre de sus enemigos.

Hombres de la Montaña

Ser Gregor Clegane recluta para sus fuerzas privadas solamente a los hombres más brutales, feroces y crueles; de ahí que los hombres de la Montaña degraden el arte de la guerra a unos niveles de vileza inauditos. Su temible reputación, su gruesa armadura y sus violentas tácticas los convierten en el mayor de los terrores del campo de batalla, donde están especializados en aplastar a filas enteras de sus apurados enemigos. Aunque son una infantería pesada de lo más competente por derecho propio, la mejor forma de emplear a los hombres de la Montaña es en maniobras de flanqueo o en ataques a unidades que ya estén debilitadas y agotadas por la lucha. Su comandante debe tener cuidado de no aflojarles demasiado la correa, no vaya a ser que sean rodeados y abatidos. Sin embargo, una vez se huela la sangre en el aire, se puede soltar a los hombres de la Montaña para que hagan lo que mejor saben hacer.

Piromantes

El Gremio de Alquimistas ha estado guardando durante mucho tiempo el secreto de la fabricación del fuego valyrio y ahora pone sus conocimientos al servicio de la Casa Lannister. El fuego valyrio es una sustancia de color verde con un tremendo poder explosivo. El fuego, el calor o incluso un fuerte golpe pueden detonar la sustancia, que arde con llamas verdes hasta que se consume por completo. La armadura es inútil contra un ataque de este tipo, e incluso los veteranos más curtidos apenas pueden afrontar el pánico que suscita semejante agresión incontestable. Sin embargo, los piromantes no pueden equiparse con ningún tipo de armadura voluminosa, de manera que es frecuente que el enemigo concentre sus ataques a distancia sobre una unidad tan peligrosa. Así y todo, los piromantes pueden romper cualquier línea y desbandar cualquier formación si se les emplea adecuadamente.

Caballeros de Roca Casterly

Como es habitual, la Casa Lannister no repara en gastos a la hora de equipar a los Caballeros de Roca Casterly. Tienen la armadura más gruesa, las mejores armas, los corceles más fuertes y todo el entrenamiento necesario para emplearlos con letal eficacia. Cualquier enemigo que no se proteja con esmero frente a una posible carga de estos juggernauts montados está poniendo a sus tropas en grave peligro. Aunque pueden ser rodeados y descabalgados, su costoso armamento hace que ello resulte una tarea difícil. Además, cualquier comandante sensato hará bien manteniéndolos activos y en movimiento, buscando la próxima oportunidad de asestar una devastadora carga.

Preparaos pues ya tiembla la tierra y el sol se oscurece. La batalla va a comenzar y no habrá cuartel ni misericordia. ¡Ha llegado el momento de reclamar el Trono de Hierro con Canción de hielo y fuego: el juego de miniaturas.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up