Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

La espada de Fasdar

La espada de Fasdar

Salvación de Carisma juega La Corte del Rey Dragón (prólogo)

Un gran mal ha traído la destrucción a las puertas de las razas civilizadas. Héroes improvisados se alzarán y caerán en una batalla como no se recuerda en todo Maëron. Cinco almas tienen una cita para salvar Maëron.

Estas son las crónicas de Salvación de Carisma, héroes que intentan comprender cuál es su papel en una batalla que cambiará para siempre el mundo que hasta ahora han conocido.

El elenco de Salvación de Carisma

Estos son los aguerridos aventureros que se verán envueltos en misterios tremendos, grandes batallas y momentos de horror y honor. A los mandos, el gran DM Jacin García.

  • Testu Kaihoe - Taratugo bárbaro totémico interpretado por Dani.
  • Matner Fasdar - Humano pícaro inquisitivo interpretado por Soler.
  • Rojmar Almaforjada - Enano clérigo de la forja interpretado por Hernán.
  • Keletheryl Brontes - Semielfa bruja del filo maléfico interpretada por Sara.
  • Nymhell - Semielfo hechicero de linaje dracónico interpretado por Bea.
La historia 

Kaladrak ha regresado. Tras años y años desde su última aparición, el Dragón Rojo ha fijado su vista sobre la Espada de Fasdar. La capital del Reino de Meldor presta atención a las tropas de pieles verdes que ascienden desde las tierras del sur, sembrando el caos a su paso.

A pocos días de estallar un conflicto que removerá los cimientos de todo el continente, Testu, un taratuga kaihoe, deambula por las calles sin tener del todo claro qué hace en una ciudad humana tras haber sido llamado a las armas para defender a esta de los demonios que aparecieron repentinamente a través de un portal mágico que conectaba con el Inframundo. Para su fortuna, no es el único taratuga en la Espada de Fasdar. Shana Caparazón, suma sacerdotisa de Mamatuga, calma el corazón del aguerrido y joven bárbaro a la espera de que la guardia de infantería de la capital pueda necesitar de su fuerza para frenar a las huestes invasoras.

Por otra parte, Rojmar Almaforjada, un clérigo enano venido desde Zar Nabrand en busca de conocimiento, se ha visto en la obligación de ayudar a los curanderos de la Espada tras el ataque de los demonios. Su peregrinación le ha llevado hasta la capital de Meldor con el fin de encontrar a alguien que le pueda ayudar a saber qué está sucediendo en el Imperio Klunaki. Ciudades enteras han quedado inaccesibles y un mal se cierne sobre las montañas y los bosques del norte.

Nym’hell y Kel’Etheryl, dos jóvenes semielfos de procedencia desconocida, ayudan al Sr. Miel en su pastelería. Con el fin de prestar un servicio a la comunidad y a los heridos tras aquel ataque, Nym y Keli disponen un carromato repleto de cestas con pastelitos que ayudarán a devolver las sonrisas de los lugareños de la ciudad, pasando por el templo de Alea, cuyo principal representante es Edgar el Viejo, maestre de Sira, y por el barrio donde residen los refugiados tiefling guiados por Valas Kir.

Como quinto protagonista de esta historia, Matner, un servidor de las Sombras, se vale del adiestramiento que ha recibido desde su niñez para moverse con sigilo por las calles, rincones y pasadizos secretos de la gran capital. Algunos de los miembros de su organización le alertan sobre la posibilidad de recibir un ataque más temprano de lo esperado. Como protector de la ciudad, Matner se prepara para el mal que se avecina a la Espada de Fasdar.

Las campanas repican. Los pieles verdes han llegado hasta la capital para asediarla. El caudillo Gran Astado comanda un ejército que cuenta con gigantes y lagartos con catapultas a sus espaldas entre sus filas. La batalla se antoja más complicada de lo esperado. La guardia, capitaneada por Katherine Rushak, se aposta en lo alto de los muros. Los miembros de las Sombras se suman a ellos y Rojmar y Testu acuden a la llamada de las campanas junto a otros valientes miembros de la ciudad, como son Foran Barbapartida y Altea Efer, propietarios de la Cuba Oronda, y el mismísimo Rey Dhiron. Todos tiemblan. Todos tienen miedo. Ninguno imaginaba un ejército como ese. ¿De dónde había salido? Habían llegado noticias del sur, pero no de tal calibre. Pocos segundos antes de dar inicio la contienda, una haka suena entre los miembros de la infantería. El bárbaro kaihoe está ansioso por librar la batalla. Su danza de guerra anima a los hombres y mujeres que se apostan a su lado. El clérigo de la forja recuerda que no solo puede ayudar con conjuros de sanación. Su dios Jormar le confiere aliento para ser diestro con el martillo y el escudo. Matner agarra su arco y tensa la cuerda a la espera del primer flechazo que vuele hasta la vanguardia enemiga. Mientras, en el interior de los muros, los ciudadanos se esconden en sus locales y residencias. La gente corre de un lado a otro buscando refugio. Nym y Keli prestan su ayuda a los más débiles. La elegante semielfa y el desaliñado, pero carismático, semielfo no flaquean ante el repicar de las campanas y las arengas rivales. Saben que los pasteles de Munny Miel son algo más que unos dulces, por lo que deciden moverse hasta la zona aledaña a los muros sin llegar a entrar en batalla.

La contienda estalla. Las unidades pertenecientes a la Espada de Fasdar resisten a duras penas las acometidas de los gigantes y de las catapultas orcas. Testu y Rojmar luchan codo con codo. Nunca se habían visto, pero prestan ayuda, el uno al otro, como si fuesen compañeros desde hace años. Matner, al margen de ellos, libra su propia lucha a unos metros de allí. Nadie que pueda sumar a la defensa de la capital se queda al margen. La Reina Tatiana lidera la ofensiva mágica junto a Terani Gager, Porsperon Brunner e Isandel de Fëlur, tres de los magos más poderosos procedentes de Nabar-Amra.

Para cuando la victoria parece haberse decantado del bando orco, Matner escudriña el horizonte, donde, en medio del ejército enemigo, el Gran Astado dirige a sus tropas desde una posición segura. Un portal surge y de este emergen el Rey Dhiron de Meldor junto a parte de la orden de Caballeros del Vado. Pero si ese es el Rey, ¿quién es la persona que lidera a la guardia sobre los muros?

Dhiron y los caballeros dan muerte al Gran Astado. El miedo de los invasores paraliza sus músculos. Los breves instantes de incertidumbre sirven para que las unidades de Fasdar golpeen con furia a sus rivales. La contienda parece llegar a su conclusión. Los orcos retroceden, pero antes de huir de las inmediaciones, una sombra nubla la capital de Meldor. El cielo se torna de un gris oscuro tormentoso, pero no parece que vaya a caer una gota. Lo que sí cae es el coraje de los guerreros que habían creído acariciar la victoria. Un dragón descomunal de alas de fuego desciende desde las alturas. Es Kaladrak, el dragón cromático cuyo nombramiento haría flaquear hasta al paladín más avezado del reino. Su aliento calcinante sacude los muros de la ciudad hasta convertirlos en escombros. El estallido alcanza de refilón a Testu y Rojmar, dejándolos fuera de combate.

El dragón rojo asciende hasta la monumental espada que da nombre a la capital, posando sus afiladas garras en la guarda del antiguo arma que sirvió a Fasdar para combatir a los dioses oscuros hace cientos y cientos de años. Kaladrak, acomodado en su privilegiada posición, anuncia lo que todos temían. Toma como suya la Espada de Fasdar. Aquel que se oponga a su nuevo reinado sufrirá el mayor de los dolores antes de abandonar la vida. El ejército piel verde es ahora suyo, así como los soldados de coraza carmesí que le acompañan.

Ante tal suceso, Nym y Keli instan al Sr. Miel a buscar un lugar seguro donde esconderse y prestar ayuda a quienes lo necesiten por el camino. Dirigiéndoles una última mirada a sus queridos acompañantes, el mediano se encamina a la Espada mientras es reconocido por el dragón rojo. El humilde mediano no era solo el regente de una pastelería. Se trata de un Dios. La suma sacerdotisa Shana y Litner, Lord Comandante de la Orden de los Hijos de Fasdar, quien hasta hace unos instantes había fingido ser el Rey Dhiron en la muralla, prestan amparo al mediano, siendo consumidos junto a él por el humo y la ceniza. La oscuridad asola la capital. Las lágrimas de Nym y Keli son ocultadas por la polvareda, así como los cuerpos de Rojmar, Testu y Matner. El fuego abrasador toma las riendas de la ciudad y aledaños, dando así inicio a La Corte del Rey Dragón.


Hay todo un universo de aventuras, emoción y magia esperándote en Dungeons & Dragons. ¡Visita tu tienda favorita y da el primer paso! Si quieres ampliar esta información te aconsejamos visitar su colección para conocer más detalles.

Cuando compres un juego en tu tienda de confianza, hazte un selfie con él y utiliza los hashtags #CompraUnJuego #ShopYourGame en tus publicaciones en redes sociales para apoyar su esfuerzo.

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas ni una sola de las novedades, apúntate a nuestro canal de Telegram y sé el primero en conocer todas las noticias y síguenos en redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y canal RSS).

Cuídate mucho y no olvides seguir todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. ¡Ánimo!


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up