Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
La corrupción tiene muchos aspectos

La corrupción tiene muchos aspectos

Damos un vistazo a los Monstruos en The Others y sus diferentes formas

En The Others el mundo está al borde del apocalipsis ya que los fanáticos del Club Infernal han invocado a los Siete Pecados Capitales para que siembren la desolación en nuestra realidad. Los Otros se han deslizado lentamente en nuestras vidas, corrompiendo la sociedad desde dentro. La ciudad de Haven se ha convertido en la clave para esta invasión, y es aquí donde se enfrentan los Héroes de F.A.I.T.H contra los Monstruos del Pecado.

En una partida de The Others, un jugador es el Pecado, la encarnación de uno de los siete pecados capitales y que deberá intentar corromper y arrasar la ciudad defendida por los demás jugadores que llevan a los Héroes.

En un artículo anterior nos acercamos a los Héroes que se incluyen en el juego, y en esta ocasión vamos a hacer lo propio con los Monstruos que tiene el Pecado a su disposición.

Los Acólitos

Los Acólitos son los viles sirvientes corrompidos del Pecado, esclavos sumisos de las fuerzas de las tinieblas y que son el elemento de combate más débil disponible. En la caja hay tres tipos de Acólitos, Vagabundos corrompidos, Médicos corrompidos y Monjas corrompidas. En futuras expansiones podrás encontrar otros tipo de Acólitos con nuevas miniaturas y capacidades especiales. Al principio de la partida el jugador del Pecado debe escoger uno de estos tipos de Acólitos para que sean sus sirvientes, teniendo en cuenta que una vez por ronda, los Vagabundos pueden quitar equipo a los Héroes, las Monjas corrompen los distritos de la ciudad y los Médicos impiden la curación.

Los Monstruos del Pecado

Al empezar la partida el jugador debe escoger el Pecado que va a encarnar. La caja incluye la Soberbia y la Pereza, los cinco Pecados restantes aparecerán en futuras expansiones individuales. Cada Pecado tiene un poder especial único, que afecta a todo el juego en general y que está siempre en vigor.

Los monstruos del Pecado se componen de Abominaciones, un Controlador y un Avatar, las Abominaciones son más peligrosas que los Acólitos y es el tipo de monstruo con el que suelen enfrentarse los Héroes, el Controlador es más duro y resistente y por último, el Avatar es la personificación del Pecado en nuestra realidad, una auténtica máquina de destrucción.

El Club Infernal

Los miembros del Club Infernal son un caso especial, ya que estas pavorosas monstruosidades solo pueden entrar en juego por medio de ciertas cartas de Apocalipsis, y sus atributos y capacidades especiales aparecen en las cartas que los invocan. Las cartas de Apocalipsis dependen del tipo de historia que se ha escogido jugar, así que estas capacidades y atributos son diferentes dependiendo de si la historia es de Terror, Corrupción o Redención.

Estos son los monstruos con los que cuenta el jugador que encarna al Pecado para destruir a los Héroes y extender la corrupción por los distritos de la ciudad. Es importante recordar que no es necesario acabar con todos los Héroes, basta con conseguir que se queden sin refuerzos para que el Pecado salga triunfante, y a veces con ralentizar el avance es más que suficiente para que la Corrupción devore a los Héroes y los derrote.

Los Héroes van a morir, ya sea en un noble sacrificio, destrozados por garras y tentáculos o consumidos por la corrupción de sus almas. Lo importante es saber si el equipo FAITH conseguirá completar su misión a tiempo, o si el Pecado reinará sobre la humanidad.


Noticias relacionadas



 
Up