Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
La amenaza se intensifica

La amenaza se intensifica

No rest for the wicked eleva la tensión de Zombicide: Black Plague

La plaga zombi se está intensificando. Toda clase de criaturas han sucumbido a la horrible enfermedad, creada por los Nigromantes y propagada a través de la mordedura de los afectados. Ya sería realmente horrible si fueran solamente los humanos los que tuvieran que lidiar con las consecuencias de esta plaga, pero los orcos o las ratas también se están convirtiendo en no muertos y comienzan a campar en estado salvaje fuera de todo control. La plaga, definitivamente, no se conforma con detenerse ahí. Pero cuando la supervivencia de todas las formas de vida está en juego, toda ayuda es poca para que no haya descanso para los malvados.

No Rest for the Wicked aumenta el peligro de la plaga zombi a niveles nunca vistos en Zombicide: Black Plague. Nuevos horrores que los supervivientes tendréis que enfrentar si queréis seguir con vida. Podría ser fácil acabar con una rata zombie quizá con un simple puntapié. Pero ¿qué hacer cuando se unen formando un torbellino de garras, dientes y maldad que puede desbaratar rápidamente tus defensas? Rápidas y capaces de hacer uso de cualquier grieta o hendidura para llegar a su presa, es mejor tratar con ellas desde lejos.

La plaga de los zombis no se conforma sólo con el reino corpóreo. Los no muertos fantasmagóricos muestran que las almas de los muertos no son inmunes a las retorcidas y corruptoras habilidades de la infección. Estos zombis sólo son dañados por la magia, ya que las armas normales simplemente pasan a través de ellos. Se debe emplear una estrategia totalmente nueva al ponerte frente a ellos. Y luego está posiblemente el no muerto más horripilante visto hasta ahora por los supervivientes: el dragón zombi. Esta monstruosa bestia vuela sobre alas desgastadas y correosas, buscando lo vivo y rociando la bilis podrida de sus mandíbulas en descomposición. Su gran volumen le permite aplastar edificios y todo lo que se cobije en su interior, además de hacerlo inmune a cierto tipo de armas.

¿Cómo os podréis enfrentar a tamaña amenaza? Bueno, tener una ballesta especial puede ayudar. La balista está pensada para ser usada durante los asedios, pero la necesidad la ha convertido en un arma mortífera que mata zombis. Sus enormes pernos pueden atravesar múltiples zombis, e incluso dañar al dragón. Utilizarla al máximo es la clave para que os podáis mantener como supervivientes sin sucumbir a los horrores que os atenazan. La supervivencia es una lucha. Y con todo tipo de nuevos zombis creados constantemente por la plaga del Nigromante, los que están vivos tendrán que seguir adaptándose y mantenerse un paso por delante de la hambrienta e implacable horda de Zombicide: Black Plague.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up