Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Héroes y leyendas en tiempos del Cid Campeador

Héroes y leyendas en tiempos del Cid Campeador

Presentamos el juego de tablero de estrategia Reconquista

Esto es Reconquista. Un juego de tablero de estrategia en el que te conviertes en protagonista de uno de los episodios más importantes de la historia de España. Dos facciones enfrentadas, cuatro reinos en liza por hacerse con la Península Ibérica.

Métete en la piel del rey poeta, Al-Mutámid, y ponte al frente del reino musulmán de Sevilla. O conviértete en Alfonso VI de León, el principal impulsor del avance cristiano. Cada uno de ellos tiene un valedor, un héroe que sobresale por encima de todos los demás. Sevilla cuenta con el emir africano Yúsuf ibn Tasufín y León con el mítico Cid Campeador. El otro reino musulmán, el de Zaragoza, está liderado por Al-Muqtadir y se encuentra en plena campaña de anexión del Levante. Malik ben Hasib, su segundo al mando, es el responsable de que la desprotegida Zaragoza no caiga en manos cristianas. Manos como las de Sancho Ramírez, monarca de Aragón que cuenta con el apoyo del rey de la taifa de Lérida, el musulmán Al-Mundir.

Reconquista te transporta a pleno siglo XI, al epicentro de las batallas entre musulmanes y cristianos. Aquel que obtenga más puntos o expulse por completo al adversario de sus territorios se alzará con la victoria. En un detallado tablero que reproduce fielmente la España de aquel tiempo, aparecen representados los 30 territorios de los que se compone el juego. Según a qué reino representes empiezas a jugar en uno u otro territorio. Castilla puede comenzar la partida en Braganza o en León. Aragón en Pamplona o Aragón. Los reinos moros, por su parte pueden comenzar desde Córdoba o Sevilla en el caso del reino hispalense o en Valencia o Dénia en del reino levantino.

Una partida de Reconquista consta de un máximo de diez rondas, a menos que uno de los reinos cumpla antes una de las condiciones de victoria. En cada ronda los jugadores recaudan rentas para luego invertirlas en tropas y castillos. Una vez pertrechados, lleva el momento de la contienda y los jugadores mueven sus ejércitos por el tablero intentando conquistar territorios en manos rivales. Para ello pueden reclutar hombres y deben realizar maniobras que les preparen para el combate.

Los enfrentamientos entre ejércitos enemigos son el momento más importante de cada ronda de Reconquista. Ya sean batallas a campo abierto o asedios a territorios en los que hay construido un castillo. Durante el desarrollo de una batalla, los ejércitos pueden pedir apoyo a otros ejércitos e incluso llegar a acuerdos con el otro reino de su misma facción e incluso pueden retirarse. Si un ejército conquista un territorio que estaba en manos del otro reino de su misma facción, musulmana o cristiana, obtiene una moneda. Si se lo arrebata a la otra facción, consigue dos.

Vive en primera persona la épica con Reconquista. Los más aficionados a la historia disfrutarán una regla opcional que introduce el juego, El destierro del Cid. Esta regla modifica la partida para una experiencia que refleje los cambios de bando en los que Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid Campeador, se vio envuelto durante la contienda del siglo XI español.


Noticias relacionadas



 
Up