Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

¡Hacia Starcadia!

¡Hacia Starcadia!

La desterllinante historia del universo de Starcadia Quest

Hace mil años, los habitantes de El Mundo lanzaron su primera nave estelar con capacidad ATL (A-Toda-Leche). Su impulso lumínico la catapultó al instante a través del vasto abismo existente entre las estrellas hasta que terminó orbitando un planeta helado. Y cuando la tripulación envió una sonda a la enorme bola de nieve, ¡descubrieron que allí vivía gente!

Los habitantes de Baccalancha dieron la bienvenida a los Mundanos con festejos, competiciones de trineo y helados. Montones y montones de helado, que es prácticamente el único alimento disponible en Baccalancha. Los Mundanos, a su vez, enseñaron a los peludos Baccalanchianos lo que eran el cine y los cepillos de pelo. Además, importaron al gélido planeta los Taco Martes, una celebración semanal realmente deliciosa, aunque algo olorosa, en la que se degustaba la mejor comida jamás inventada.

Las dos civilizaciones entablaron amistad de inmediato y juntos fundaron la Alianza Starcadia, una federación de planetas aliados para la defensa mutua, la asistencia y la buena voluntad en general. Con el tiempo, sus miembros se expandieron para incluir al pantanoso Ziénago, al espectacular Melodrama y a los impresionables habitantes de Asombrosia. En la actualidad, y gracias a la Flota, los Marines y el Cuerpo de Expedicionarios, la Alianza Starcadia mantiene rutas seguras desde la salvaje Frontera Exterior hasta el mismísimo El Mundo.

¡Y todo fue sobre ruedas en la galaxia!

… al menos durante una temporada.

El hombre que sacudiría los cimientos de la Alianza fue el que logró ascender en la Flota cada semana y batió todos los récords: el comandante supremo Thorne.

Como alférez, Thorne asumió el mando de su nave para dirigir un grupo de asalto estelar contra la Armada Scolan. Una semana después, como teniente, comandó su nave para capturar al famoso pirata espacial, el capitán Willy el Empapado. La semana siguiente, ya como teniente coronel, Thorne se hizo con el mando de su nave para derrotar al enorme devorador de mundos: el planeta Paccusmaann. Fue entonces cuando la Alianza decidió entregarle el mando de toda la Flota de Starcadia a final de mes, porque la situación se estaba volviendo realmente ridícula y no merecía la pena la ingente pérdida de tiempo que suponían los consejos de guerra que sus motines provocaban. Thorne siempre obtenía resultados, y su excepcional lógica era incontestable.

De hecho, como Comandante Supremo, Thorne mantuvo la paz. En TODAS partes y en TODO momento. Había mucha anarquía en la galaxia, anarquía que solo él era capaz de anticipar y prevenir. La infalibilidad del comandante supremo Thorne era en sí misma infalible.

De hecho, si existía alguna falibilidad, esta se encontraba entre sus subalternos inmediatos. En ocasiones, alguien no llegaba a recargar correctamente su arma cuando se le ordenaba, o fallaba un disparo en el peor momento a pesar de tener todas las probabilidades a su favor para acertar en el objetivo.

El comandante supremo Thorne no era un hombre irracional....En realidad, era insensatamente irracional, pero uno podía entender su frustración cuando un subordinado, teniendo un 95 % de posibilidades de eliminar a un enemigo, fallaba el disparo. ¡Era como si las propias leyes de la probabilidad se negaran a atenerse a sus términos! ¿Te lo puedes imaginar?

El comandante supremo Thorne impuso una serie de reformas en la Flota para reducir a cero dichas inconsistencias. Todos los oficiales recibirían sus planes tácticos directamente del comandante supremo Thorne. Toda la tripulación cumpliría con sus deberes según lo ordenado en el programa principal del comandante supremo Thorne, que abarcaba el tiempo de servicio, el tiempo fuera de servicio e incluso los permisos en tierra. Nada quedaba al azar: desde la logística hasta las calibraciones del sistema de puntería, pasando por el número de veces que uno tenía que masticar los tacos y el sabor de helado que debía pedir: vainilla. Siempre vainilla. El chocolate y la fresa eran demasiado impredecibles, obviamente. Y nada de comerse el helado a toda prisa a no ser que quisieras sufrir un consejo de guerra, además del dolor de cabeza provocado por el helado.

Tales medidas podían parecer duras, prepotentes, excesivas, dictatoriales, dogmáticas, tediosas, opresivas e incluso un poco mandonas. Pero obtuvieron resultados, tal y como el comandante supremo Thorne había previsto.

¡La Flota de Starcadia se convirtió en una máquina perfectamente engrasada, eficiente y ¡capaz de eliminar cualquier amenaza antes de que esta se manifestara! De hecho, sus normas fueron tan eficientes que el comandante supremo Thorne llegó a disponer de mucho tiempo libre, por lo que comenzó a gestionar las agendas de los gobernadores planetarios y de los líderes civiles de toda la galaxia conocida. Mientras siguieran sus instrucciones al pie de la letra, reinaría la paz y la tranquilidad, ¡y todo iba sobre ruedas en la galaxia!

… bueno, no exactamente.

El poder y la influencia del comandante supremo Thorne aumentaban sin cesar. De hecho, ¿cómo podían detenerlo? Preveía cualquier resistencia y la aplastaba de inmediato con exagerada precisión. Revocaba las modificaciones a sus órdenes que el gobierno civil proponía con una lógica extrema y un uniforme impecable. Llegó incluso a cancelar los Taco Martes, un ritual perturbador que causaba olores imprevistos y demasiadas risas.

¡Y eso fue la gota que colmó el vaso!

Incluso para aquellos integrantes de la Flota habituados a la precisión, la puntualidad y el rigor, esta última directiva fue excesiva. Los Taco Martes eran la columna vertebral de la cultura estelar. De hecho, ¡toda la Alianza se había constituido gracias a la ayuda de ese sabroso y divertidísimo día!

El comandante supremo Thorne fue relevado de su cargo... ¡tal y como había previsto!

Ahora, en el planeta Mundomáquina, situado en el límite del espacio conocido, el comandante supremo Thorne está aglutinando fuerzas para contraatacar a la mismísima Alianza por haberle expulsado de la Flota. Y todo por imponer orden y diligencia en la galaxia. Ha llegado el momento de que nazca un nuevo imperio bajo el mandato del comandante supremo Thorne. Por el bien de la Alianza, por supuesto. Su flota de exactamente 1337 naves (un número que ni tan siquiera el mejor de los estrategas puede llegar a comprender) acabará con la Flota de Starcadia y sus héroes. ¡Siempre siguiendo los designios anotados en la agenda personal del Comandante Supremo!

El orden llegará a la galaxia bajo su férrea y brillante mirada carmesí.

Ahora vamos a disfrutar de una risa maníaca y megalómana durante exactamente 5,42 segundos. ¡Muajaja! ¡Muajajaja!

¡¡¡MUAJAJAJAJAJAJAJAJAAAA!!!!

Starcadia Quest estará disponible en tu tienda favorita el cuatro de septiembre de 2020 (más información aquí), ¡no te quedes sin él y haz tu reserva lo antes posible! Si quieres ampliar esta información te aconsejamos visitar su colección para conocer más detalles.

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas ni una sola de las novedades, apúntate a nuestro canal de Telegram y sé el primero en conocer todas las noticias y síguenos en redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y canal RSS).


Noticias relacionadas



 
Up