Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Expande tu territorio

Expande tu territorio

Repasamos Colonos del Imperio y sus expansiones

Con Colonos del Imperio conectas con esa parte de ti que siempre ha querido liderar una floreciente y próspera civilización, con sus cuidadas construcciones y una gran cantidad de recursos que permitan a tus colonos expandirse cada vez más hacia tierras inexploradas. Al inicio de la partida tomas la primera de las decisiones importantes, en qué facción jugarás. Además de las cuatro facciones iniciales, Japoneses, Romanos, Egipcios y Bárbaros, puedes añadir a otras culturas como los Atlantes y los Aztecas que encontrarás en sus correspondientes expansiones.

Una vez que ya tienes delante el tablero de tu civilización, comienzan cinco rondas de juego en las que tienes que intentar por todos los medios tomar la delantera a la hora de acumular bienes y emplearlos en construir, saquear y hacer crecer tu imperio. Juega tus cartas para producir más recursos o para emplearlos en construcciones y acciones. Pero úsalos sabiamente porque los que no puedas utilizar al final de cada ronda vuelven a la reserva general. Si juegas, además, con la expansión 3 es un número mágico obtienes bonificaciones extra al conseguir combinaciones de tres cartas de determinados colores.

A lo largo de una ronda de Colonos del Imperio puedes realizar tantas acciones como tus recursos te permitan a razón de una acción por turno. Cuando uno de los jugadores ya no pueda realizar más acciones tampoco podrá recibir saqueos ni sufrir el efecto de las cartas de sus rivales. En el momento en que ningún jugador pueda seguir realizando acciones se pasa de ronda y pierdes el sobrante de tu producción.

En Colonos del Imperio vas sumando puntos de victoria a tu contador a medida que vayas haciendo de tu civilización la que más produce y construye, con ayuda de los beneficios que te proporcionan algunas cartas de acción. Cuantos más puntos obtengas, más rápido avanzará tu marcador en el tablero y al final de la partida consigues ganar si eres el que más puntos de victoria tiene. Pero para alzarte con la victoria necesitas poner a prueba tus dotes estratégicas y para la gestión de recursos. Tienes muchas opciones a tu disposición, como establecer acuerdos comerciales, usar las cartas del mazo común en tu propio tablero de facción o en el de otro jugador o qué recursos producir y qué cartas construir.

Las expansiones de Colonos del Imperio amplían el número de posibilidades que te ofrece el juego. Ya sea con nuevas mecánicas como en 3 es un número mágico o nuevas localizaciones, como en la expansión ¿Por qué tanto odio? Otras expansiones son facciones que se unen a las disponibles, cada una de ellas con sus características particulares y nuevas reglas de juego. Con la expansión Atlantes sumas a la contienda a una civilización cuya supervivencia pende de un hilo, o más bien de una inundación. Recuperas parte de su legendaria sabiduría ancestral con las fichas de tecnología y cartas comunes con nuevos atributos que aportan al juego. En el caso de la expansión Aztecas además de otra facción basada en una milenaria cultura añade al juego la mecánica de las Bendiciones y los Rezos, que afectan en la resolución de las cartas de acción.

No hay tiempo que perder. En Colonos del Imperio tienes cinco rondas para hacer que tu civilización y sus colonos se impongan sobre el resto, produzcan más que nadie y expandan su territorio hasta los confines de nuestro mundo. Atlantes, Aztecas, Japoneses, Egipcios, Bárbaros y Romanos… facciones venidas de todos los tiempos y de todas partes del planeta. ¿Cuál emergerá sobre todas ellas?


Noticias relacionadas



 
Up