Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Estamos condenados

Estamos condenados

Prepárate, aprende a jugar a Nemesis

Nemesis te propone una experiencia de juego irrepetible: una viaje al espacio pleno de tensión y terror, con partidas cargadas de atmósfera y con un desarrollo tan cinemático que podrías crear el guión de una película. Hoy vamos a contarte como se juega, y como las reglas refuerzan la sensación de peligro que debe transmitir un juego de horror estelar como este.

En Nemesis, cada jugador controla un personaje diferente, uno de los supervivientes de una catástrofe en una nave espacial. Hemos dedicado un artículo a cada uno de ellos, para que entiendas mejor su situación: cada uno de ellos tiene una especialidad, un punto fuerte. Así, el Mecánico puede hacer reparaciones imprescindibles en la nave, o la Exploradora puede moverse sin atraer la atención de las extrañas criaturas que han abordado el crucero estelar. Todas las habilidades son útiles, y trabajar en equipo es totalmente imprescindible para sobrevivir a los horrores que ha traído el espacio.

El juego tiene cuatro modos de juego: solitario, semi cooperativo, cooperativo y campaña cooperativa, con lo cual comprobarás que la experiencia de juego es diferente entre uno y otro. En algunos de ellos, los personajes tienen metas ocultas que lo hacen aún más divertido.

Cada jugador tiene 10 cartas: 6 comunes y 4 únicas para tu tipo de personaje. Al principio de cada ronda, sacarás cinco. Estas cartas representan tanto las acciones que puedes hacer como tu resistencia. En un turno puedes jugar dos cartas para hacer dos acciones, una sola o quizás pasar y no hacer nada. También existen una serie de acciones que puedes realizar en una habitación: usar un ordenador, reparar algo... que también tendrán un coste en cartas. Cuando te quedes sin cartas, el personaje habrá agotado sus acciones hasta tu siguiente ronda.

Todos los participantes escogen sus acciones en secreto, con lo que muchas veces encontrarás que las ideas de tus compañeros chocan un poco con las tuyas. Como dijimos, dado que cada personaje puede tener objetivos secretos, todos tendrán sus propios planes secretos...¡pero sin cooperación, será imposible sobrevivir!

Los supervivientes tendrán que salir a explorar la nave, pasando por pasillos y encontrando habitaciones . Cada estancia tiene su loseta de exploración, y al ir descubriendo estas habitaciones, habrá que comprobar el número de objetos que puede contener y su estado: ¡puede que esté destrozada y el equipamiento inútil, o puede que esté incluso en llamas, y exista el peligro de un incendio en todo la nave!

Además, según maniobres por las estancias, puede que recibas fichas de ruido, que se irán acumulando. Puede que esos ruidos, finalmente, no sean nada... o puede que estés llamando la atención de las criaturas. La tensión de anticipar si esas fichas son una amenaza real o tan solo ruidos, sin más, añaden un gran elemento de tensión a cada partida.

Si al final de la ronda estás en la misma habitación que uno de estos “intrusos”, se robará una carta del mazo de Eventos. Y la mayoría de las veces, los resultados no serán agradables. También habrá que extraer una ficha de la “Bolsa de intrusos” y resolver sus efectos: desde más ruido... ¡a la aparición de monstruos más grandes! 

Si eres infectado, obtendrás una carta de infección. Esta parece igual que el resto de tus cartas de acción, pero si la recibes, verás que no te sirve para realizar ninguna acción. Es más: puede que incluso incluya un parásito alienígena que acabe contigo...  Por suerte, la investigación de los científicos puede descubrir diferentes debilidades de estas criaturas, que conseguirán que sean más fáciles de derrotar.

El juego tiene un tiempo límite, y si el contador de rondas llega a cero y no estás en una cápsula de escape o has vuelto a una cámara de éxtasis, tu personaje morirá aplastado por las velocidades del hiperimpulso. Por otro lado, si alguien activó la secuencia de autodestrucción y no has escapado, el resultado será igualmente negativo para ti. Además los diferentes personajes pueden tener diferentes objetivos lo que hará que alcanzar el éxito de la misión y sobrevivir sea todo un reto.

Preparaos, preparaos pues la experiencia de Nemesis ha llegado. Una que no olvidaréis jamás.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up