Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Entra libremente y por tu propia voluntad

Entra libremente y por tu propia voluntad

Sumérgete en las nieblas con La Maldición de Strahd

Como sabrán los más veteranos, en su día, la aventura original de Ravenloft dio lugar a todo un mundo de juego, cargado de posibilidades. La Maldición de Strahd bebe un poco da ambas fuentes. Es, como en sus orígenes, una aventura centrada en la figura del vampiro, pero también la amplía  y expande para convertirse en una campaña para jugar durante meses, dejando adivinar otros rincones de Barovia y sugiriendo la existencia del semiplano del terror.

Este libro guarda en su interior la capacidad de convertirse en mucho más que una gran aventura. No nos ha sido muy difícil pensar en algunas maneras de expandir su narrativa.

El propio castillo de Ravenloft encierra muchos secretos. Está claro que, en el contexto que propone la aventura, se trata de un único viaje, puesto que la final los personajes vuelven a su mundo natal. Pero... ¿y si no es así? Puedes ampliar el propio castillo añadiendo nuevas zonas y criaturas, quizá aprovechando algunas de ellas de módulos como Expedición al Castillo de Ravenloft. Los jugadores pueden estar tentados de conseguir sus riquezas, o quizá algún objeto mágico necesario por algún motivo. Quizá un nuevo terror toma posesión del castillo, o alguna criatura, contenida bajo el poder de Strahd ha quedado libre y siembra el terror en la zona. Amplía el legendario castillo y sorprende a tus jugadores transformando las zonas que creen conocer.

La Maldición de Strahd ofrece un montón de localizaciones que ofrecen posibilidades para ambientar más partidas y campañas. La ciudad amurallada de Kresk es un buen ejemplo: en el manual apenas es descrita, pero es un entorno fascinante con posibilidades para la aventura. Es la zona más segura de Barovia, pero no está a salvo de intrigas o incursiones.  ¿Y qué hay del lago Zarovich? ¿Hay un pueblo maldito en sus orillas? ¿Y en el fondo? ¿Un barco fantasma, ruinas, algún tipo de criatura extraña? ¿Un tesoro u objeto que conseguir y los espectros de los que allí se ahogaron?

Pero cómo decíamos, es bien posible que los fans veteranos quieran volver a traer el mundo clásico de Ravenloft, con todas sus tierras, a esta 5ª edición. Una manera sencilla de dar acceso a los jugadores a los otros reinos de Ravenloft es situando alguno de los objetos o personajes en otro territorio. La búsqueda será aún más desesperada si tienen que descubrir como cruzar las brumas y alcanzar estos otros territorios. ¿Quizá la misma resistencia contra Strahd sigue viva porque actúan dentro de una baronía vecina, quizá aliados con su terrorífico señor? Forjar una alianza con personajes tan terroríficos como Vecna podría ayudarles, pero está claro que todo tiene un precio... Personajes como Lord Soth, Víctor Mordenheim y su criatura Adam o el lobo-hombre Harkon Lucas merecen la pena ser revisitados.

Otra opción es esperar a que los personajes derroten a Strahd. Las brumas, en lugar de devolverles a su tierra de orígen, transporta a los aventureros a un nuevo reino de terror que deberán explorar. Es la manera más fácil de utilizar material clásico de este mundo. O quizá, simplemente desaparecen al morir el vampiro, pero nadie regresa al hogar: los personajes podrán visitar el resto de dominios buscando una manera de volver a casa, o cumpliendo otro tipo de misiones. Puedes usar a los Vistani para dar indicaciones a los personajes sin tener que forzar mucho la historia.

Otra opción de introducir a alguno de los personajes míticos del entorno es hacer que aparezcan en la propia Barovia. Puede que prefirieran mantenerse ocultos ante el poder de Strahd. O quizá los poderes malignos los convocan para llenar ese hueco de poder: Barovia siempre debe tener un señor del mal gobernando, a no ser que los Pjs descubran alguna manera de evitarlo. ¿Te imaginas una guerra entre los esbirros y criaturas que obedecen a los distintos señores oscuros?

La Maldición de Strahd, como ves, ofrece mucho más que una extensa aventuras (que ya es decir). Si lo deseas, puede ser la puerta a toda una campaña con el terror como leitmotiv y la manera de canalizar todo el universo creado para Dungeons & Dragons en el pasado. No es sino otra muestra de la maravillosa libertad que te ofrecen los juegos de rol.


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up