Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
En la corte del Rey Ricardo

En la corte del Rey Ricardo

Profundizamos en el desarrollo del juego Ricardo Corazón de León

Nos colamos entre bastidores para contarte los entresijos de Ricardo Corazón de León, que te traslada al Nottingham de Robin Hood y en el que tienes que decidir si tu lealtad será para el Príncipe Juan o permanecerás fiel al Rey Ricardo mientras se enfrenta en la guerra santa a las tropas de Saladino.

“Estábamos entusiasmados con Ricardo Corazón de León. Queríamos una aproximación más rigurosa a la figura de Robin Hood en contraste con otro título como es El Sheriff de Nottinghman” cuenta Fel Barros, quien estuvo al frente del desarrollo del juego. “Desde el principio teníamos la firme convicción de que queríamos una mecánica que combinara el trabajo en equipo con la búsqueda del interés propio, de modo que hiciéramos a los personajes lo más humanos posible”.

Y es que una vez elegido el bando, los jugadores de cada facción se ven obligados a cooperar entre sí para tener opciones a una victoria que solo pueden alcanzar si su equipo gana en los dos frentes en los que se desarrolla el juego. Mientras que Robin Hood y sus hombres luchan contra el Príncipe Juan y el sheriff en Inglaterra, el Rey Ricardo se enfrenta a las fuerzas de Saladino en Tierra Santa. Solo si has elegido apoyar al vencedor de esta última contienda y, además, has cosechado más puntos de prestigio que tus compañeros podrás ganar.

“Andrea Chiarvesio tenía un diseño realmente ambicioso, un juego de cooperación en el que solo un jugador del equipo puede ganar. Los juegos semi-cooperativos siempre se han encontrado con el problema de un líder que se da a la fuga, que renuncia y destruye todo el esfuerzo del equipo o con la falta de interacción. Tuvimos que hacer malabares para solucionar esos tres obstáculos y asegurarnos de que los jugadores permanecieran comprometidos durante toda la campaña” dice Renato Sasdelli, miembro del equipo de producción de Ricardo Corazón de León.

“El juego está diseñado para tener un clímax al final de cada ronda con la fase del resultado de la Cruzada. La anticipación y las emociones que se desencadenan en ese momento específico del juego son bastante intensas y fascinantes” añade Sasdelli. Y es que muchos factores pueden conducir al final del juego. Si uno de los bandos enfrentados en Tierra Santa logra ganar la guerra, se vacían por completo las arcas reales o se alcanza la décima ronda, todo habrá terminado.

Ricardo Corazón de León es un juego sobre las alianzas que establecemos y hasta dónde puede llegar la confianza. Mientras que los jugadores trabajan juntos para lograr objetivos comunes tienen la cabeza puesta también en su propia victoria, puesto que aunque ganéis la guerra si dejas que el juego se desarrolle de manera más beneficiosa para alguno de tus compañeros quien sabe si no te estará arrebatando también la victoria. “Eso es lo que le da fuerza a la mecánica del juego. Sientes que eres parte de un equipo y piensas en el bien común, pero según avanza la partida a menudo te recuerdan que también debes pensar en ti mismo” continúa Sasdelli, “encontrar el equilibrio entre ambas cosas es la clave para ganar”.


Up