Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

En busca de lo desconocido

En busca de lo desconocido

La llamada de Chicago: En busca de… ¡¡El penitente!!

Por Kenneth Hite. Kenneth es autor de los juegos de rol El rastro de Cthulhu y Agentes de la noche y vive en Chicago.

“Monk le preguntó a Vida Carlaw: "¿Cree usted que una misteriosa criatura gelatinosa es responsable de la matanza? La chica vaciló, se mordió los labios. "Probablemente pienses que soy tonta, pero, al fin y al cabo, nadie sabe con certeza lo que puede haber las profundidades de la tierra. Por supuesto, los científicos tienen una idea general, pero puede haber cosas allí abajo de las que no saben nada."”

— Lester Dent, El diablo de la torre petrolífera (Doc Savage Magazine, Feb. 1937)

Cthulhu y sus mitos se dieron a conocer a través de los mismos quioscos que La Sombra, Doc Savage y muchos otros personajes sensacionales que superaron ampliamente a Cthulhu. El rastro de Cthulhu hace un homenaje a ese origen con reglas e incluso dioses en las categorías Pulp y Purista y Robin Laws hizo su particular homenaje especial con cuatro aventuras de tributo al género pulp en Stunning Eldritch Tales. En la tercera aventura, La muerte ríe la última, tus héroes pudieron resolver la misteriosa muerte del filántropo millonario Addison Bright, que luchó en secreto contra el crimen bajo la identidad de... ¡El penitente!

Pero, ¿qué clase de héroe pulp solo tiene una aventura? (Tristemente, la mayoría de ellos. El heroísmo era un negocio poco rentable, tanto entonces como ahora.) El penitente puede estar muerto (por ahora) pero si tus Investigadores gustan de lo morboso, hay más material que podemos sacar de entre aquellas páginas amarillentas. Solamente Robert E. Howard ya nos ofrece un montón de personajes con potencial que solo necesitan darle forma: Steve Harrison, detective de la policía de River Street, el boxeador Kid Allison, el marinero y boxeador Steve Costigan y eso sin mencionar al ocultista irlandés John Kirowan o a Kirby O'Donnell, mercenario ya de vuelta de todo. Tus héroes podrían contraponer sus capacidades deductivas contra las del superdetective Nick Carter, el viejoven y (siempre) hambriento Nero Wolfe, o cualquiera de las figuras incluidas en la Enciclopedia de la fantástica Victoriana de Jess Nevins.

Comparados con sus sucesores en los cómics de superhéroes, los supervillanos del pulp rara vez sobrevivían a más de una aventura. Por supuesto, muchos antihéroes del pulp, como el Dr. Nikola, el Dr. Quartz, Zenith el Albino y Fu Manchú dieron pie a series enteras por sí mismos pero los pulp clásicos que intentaron recoger ese espíritu normalmente fallaron después de unos pocos números. A sus creadores solo les hacía falta un nombre y un elemento distintivo, que realmente, en esencia, es lo mismo que hace falta para un Guardián. Así que los héroes abundan, y los villanos mueren rápido, ¿pero cómo diferenciamos por lo demás a un héroe de un villano? Aquí tenéis un expositor de quiosco con unos cuantos dobles ases, con su vertiente como héroe y su vertiente como villano. Incluso los héroes tienen un toque purista, lo que significa que tus Investigadores podrían ser los villanos del emocionante número de este mes.

A-10

Se trata de un as de la aviación durante la Gran Guerra, condecorado como tal y posteriormente convertido en granjero… y aventurero. "A-10" usa este nombre en clave cuando realiza trabajos para el FBI o para el Departamento de Estado a los mandos de algún avión de última generación. Autogiros de vigilancia, veloces interceptores, barcos voladores, incluso naves no tripuladas: A-10 puede pilotar cualquiera de ellos mejor que cualquier otro hombre sobre la faz de la tierra. 

Héroe: Letitia Coolidge, ingeniera eléctrica autodidacta, pudo extraer una especie de caja de control de aviónica de una nave con forma de platillo volante que se estrelló en Vermont, la puso en su biplano Curtiss "Jenny" de segunda mano y salió volando. Nunca se acostumbrará a tener que enchufar cables en su cerebro, pero los resultados valen la pena... por ahora. Acaban de llegar unas "órdenes de mando" en la radio de su avión, como una voz zumbante que retumba en una caja...

Villano: Morland Harding voló demasiado alto sobre Brasil con motivo de una competición de altitud durante un evento de espectáculo aéreo, e hizo un trato con un Espectro Gaseoso. Este ente tan solo quiere algunos sacrificios humanos, y mientras Morland siga matando gente por encima de los 30.000 pies de altura, sus vapores mantienen a Harding literalmente en la cima de su profesión.

Fu Mien-chü

Su nombre se podría traducir como "hombre que es una máscara" y su rol exacto en Chinatown, en Nueva York, es totalmente desconocido, como es natural. Tiene agentes en cada oscuro templo, en cada banda criminal y en cada casa de mala fama del distrito, así como en cada hospital, campaña política y laboratorio científico. Tiene al menos dos doctorados, en endocrinología y entomología, y habla un perfecto inglés de barítono sin acento alguno.

Héroe: es el alias del brillante psicólogo Dr. Fo-Lan, secuestrado por los Tcho-Tcho en 1902, aunque pudo escapar de ellos en 1906 convocando a los Dioses Mayores de Orión para destruir su ciudad. Ahora, investiga las sectas clandestinas de Nueva York, luchando contra seres inhumanos que se infiltran en la sociedad y no dudará en destruir otra ciudad si es necesario para salvar el mundo…

Villano: "Fu" es el mismísimo Escorpión, Hsieh-Tzu (es decir, el L'mur-Kathulos de la Atlántida), o uno de sus dobles de confianza que dirige toda la rama americana del Hsieh-Tzu Fan (Cazadores de Libros de Londres, p. 64).

Jenna de la selva

Normalmente Jenna se queda en su casa, en plena selva del Congo, pero a veces visita Nueva York en compañía de un apuesto nuevo ligue. Combina de esta manera sus dos facetas, la de una rica aristócrata inglesa y la de una reina de la selva, con su ático en Central Park West donde cultiva plantas y flores tropicales salvajes y donde su mascota, la pantera Menes, puede dormir plácidamente bajo el sol. Su prodigiosa fuerza mantiene a raya a los donjuanes cuando Menes no está cerca.

Héroe: nacida como Ginebra Jermyn, del aristocrático linaje de los Jermyns de Huntingdonshire, se libró de la apariencia simiesca, marca de la casa, también conocida como la "maldición Jermyn". Aunque sus brazos y piernas no están del todo proporcionados, y su nariz es un tanto respingona, es toda una belleza. Cuando su primo Arthur se suicidó e incendió la mansión familiar en 1920, ella fue a África para averiguar por qué. No dejó el continente hasta una década más tarde, sin aparentar ni un día más de edad.

Villano: ¿Visitó el país de los Anzique a lo largo de su aventura? Sus novios no viven demasiado, la verdad sea dicha... O quizás juró lealtad al "Dios Blanco" de Dzéwa, obteniendo así sus poderes sobre las plantas y animales de sus servidores Xiclotli (Sombras sobre Filmland).

Hugo “Doc” Woesten

No hay nada que no sepa hacer: es científico, cirujano, explorador... El Doctor Woesten encarna el máximo potencial de desarrollo físico y mental de la especie humana. Usando su "radio mental" desde la cima del Empire State Building para recibir extrañas señales de socorro de todo el mundo, Doc y sus cinco asistentes están siempre atentos ante la posibilidad de que algo raro y amenazante ponga en peligro a una heredera o alguna una excavación arqueológica. Solo los asistentes de Doc saben lo que pasa en su colegio secreto de lo paranormal oculto bajo la apariencia del Instituto Psicopático del Estado de Nueva York, en los Catskills.

Héroe: Doc debe sus habilidades a la posesión alienígena: mientras experimentaba con su radio mental durante la nova XX Tauri de 1927, un "hermano de la luz" tomó posesión de su cuerpo. Sus operaciones en los cerebros de criminales tienen como objetivo la búsqueda de mentes poseídas por Algol, Alphecca, u otras "estrellas demoníacas".

Villano: Doc es un van Kauran por parte de madre, de una larga ascendencia de magos de los Mitos en el norte del estado de Nueva York. Henrietta lo crió a lo largo de veintiún años de rituales y siguiendo cada restricción detallada en el Libro de Eibon para crear un "niño estrella". Doc viaja por el mundo "recuperando" artefactos (y eliminando a sus rivales) para lograr eventualmente dar inicio a una nueva Era Hiperbórea y hacer así que su madre se sienta orgullosa de él.


El rastro de Cthulhu es un premiado juego de rol de terror ambientado en los años 30 del autor Kenneth Hite, producido bajo licencia de Chaosium. Tanto si juegas en el modo Pulp de dos puños como en el modo Purista que amenaza tu cordura, su sistema GUMSHOE permite llevar a cabo intensas y emocionantes aventuras de investigación en las que el reto se centra en saber interpretar las pistas, no en encontrarlas. Hazte con El rastro de Cthulhu y sus diferentes suplementos y aventuras 


Noticias relacionadas



 
Ver más
Ver más
Up