Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

El mundo se vuelve loco

El mundo se vuelve loco

Una historia de valor y fracaso, un breve vistazo a DELTA GREEN y su caída

Son tiempos oscuros para DELTA GREEN. Enfrentados a su mayor fracaso, el gobierno de los EEUU ha retirado su apoyo a esta iniciativa. Pero... ¿qué será de la humanidad si no existen aquellos que la protegen de sus amenazas?

La caída de DELTA GREEN es el juego de rol que describe su momento más oscuro. Toma la ya famosa ambientación y le da un giro fresco y original,  encuadrándola a finales de los 60, una época convulsa como pocas. Pero... ¿qué es exactamente DELTA GREEN y cómo ha llegado a ese punto?

DELTA GREEN se funda en 1917 bajo el nombre de “División P4”, y se dedica a investigar todo tipo de informes de actividad paranormal, puestos al descubierto durante la Primera Guerra Mundial. Su primera acción determinante fue en 1927, la ya famosa redada en Innsmouth, donde la situación comenzaba a ser preocupante. En el transcurso de la operación se consigue grandes pruebas de la existencia de los profundos y el culto a otros mitos, además de capturar a varios individuos con conexiones con ese pueblo o que evidencian incluso algún rasgo de esta especie.

Con esta información, la División y el ejército de los EEUU destruyen varias colonias de los Profundos en todo el mundo, a la vez que recogen artefactos y volúmenes con extensa información sobre los mitos y su presencia en la tierra, de incalculable valor para operaciones en años venideros.

Es bien sabido que Hitler era un creyente de las fuerzas místicas, y aprobó la fundación de las SS Karotechia, dedicada a labores semejantes a la de DELTA GREEN. Las dos organizaciones chocaron en varias ocasiones en la vieja Europa y oriente medio, en la búsqueda de objetos extraños e información sobre los mitos. Hacia 1945, esta división nazi estaba ya derrotada, y el fin de la guerra trajo consigo el primer desmantelamiento de la organización.

Pero en 1947, algo ocurrió que volvió a demostrar la necesidad de una agencia semejante: el accidente de Roswell. Truman aprueba la formación del programa de estudios Majestic-12, bajo cuyo paraguas se incluirían las operaciones de DG. El MJ-12 estaba, en realidad, bajo la influencia de los famosos “grises”,  una extraña raza infilitrada en las instituciones humanas de diferentes países.

Durante los años 50 y 60, en plena Guerra Fría, la organización realiza varias operaciones para desestabilizar los intereses soviéticos en todo el mundo, incluyendo algunas en África y el Sureste Asiático, en las que entra en contacto con el NKVD, su equivalente ruso. En ocasiones, los deseos de los responsables de DELTA GREEN entraban en conflicto directo con las órdenes del MJ-12.

Sin embargo, uno de sus mayores éxitos fue en suelo americano: En 1963, el acorazado USS Thresher desaparece en la costa del Cabo Cod, en Massachussets. Los informes de la organización hablaron de una intromisión de profundos supervivientes. Con este conocimiento, se organiza la Operación Riptide, que lanza una enorme cantidad de cargas de profundidad sobre la ciudad Profunda de Y’ha-nthlei, situada, en la antigua Innsmouth, eliminando esta amenaza de las profundidades. El éxito de esta operación dio carta blanca a sus responsables para diferentes acciones en el sudeste asiático, aprovechando la presencia americana en Vietnam.

En ese momento, la agencia gozaba de cierto prestigio en el organigrama de la inteligencia norteamericana. Pero todo esto se truncó en en 1968. Un alto mando quiso aprovechar los efectivos americanos en territorio vietnamita para iniciar una operación de alto riesgo. Fue un completo fracaso, resultando en la muerte de más de 300 operativos americanos. La administración Nixon, abrumada, lanzó la invasión del país para cubrir esta operación. Por supuesto, los  eslabones superiores de la cadena de mando negaron todo conocimiento, disolviendo la organización.

Pero esto no significa que DELTA GREEN ya no exista. Sus células y agentes, conscientes de la importancia de su misión, continúan iniciando acciones clandestinas por todo el planeta. A veces, con alguna pequeña ayuda de altos cargos, siempre desde el más absoluto secreto. La mayoría, sin contar con ningún tipo de apoyo o autorización. Pero cuando el futuro de la humanidad está en juego... ¿cómo vas a quedarte de brazos cruzados? Bien sea cazando a los profundos supervivientes, persiguiendo oscuras sectas en San Francisco o adentrándote en los secretos de las junglas de Vietnam, La caída de DELTA GREEN ofrece un sin fin de emociones y nuevas posibilidades de contar historias inolvidables.

Es 1969. El mundo se vuelve loco. Las estrellas se han alineado.


Noticias relacionadas



 
Up