Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Donde habitan los ludósofos

Donde habitan los ludósofos

Profundizamos en las reglas básicas para 504

¿Qué nos dirías si te decimos que tienes 504 opciones de configuración del reglamento de un juego? Nueve módulos entre los que debes elegir las tres secciones que configurarán la partida. Tu elección determinará a qué juego jugarás ese día. Y así podrías estar durante casi dos años ininterrumpidamente si juegas a diario a 504, de lunes a domingo sin descanso. Pues bien, esa es la esencia del innovador juego ideado por Friedemann Friese con el que te adentras en otro plano de la diversión.

En un 90% de los mundos que puedes conformar con 504 hay habitantes, y son una parte importante del juego. En estos casos cada jugador recibe al inicio su población: un número de Habitantes y Colonias, que son la cifra máxima que pueden tener durante el transcurso de la partida. Los habitantes sirven al jugador para realizar acciones y las colonias para señalar las piezas de tablero en las que se pueden colocar nuevos habitantes para reponer su población. Las diferentes “tribus” conviven pacíficamente en todas las piezas de tablero de tierra y en las Ciudades, excepto en las partidas que incluyan el módulo “Militar”. Tanto la evolución de las colonias como de las acciones de tus habitantes se plantean al margen de otros pobladores que puedas encontrar en la misma zona del tablero. Los Habitantes, además, son los únicos que pueden moverse por el tablero durante la partida. Tanto tu base de operaciones como las colonias permanecen allí donde las coloques. Y, lo mejor, tus Habitantes pueden estar activos o agotados. En este segundo caso tienes que tumbarlos sobre el tablero hasta que en el próximo turno puedas comprarles víveres para que vuelvan a estar activos. Aunque también puedes comprar nuevos Habitantes.

 

Todos los mundos, sin excepción, utilizan un tablero de juego que debe configurarse como venga determinado en El Libro de los Mundos. Este libro es, precisamente, tu guía para configurar la partida que hayas seleccionado según las tres secciones escogidas de entre los nueve módulos en un orden determinado.

Aunque con todas estas premisas pudiera parecer complicado aprender a jugar a 504, realmente es muy sencillo, Hay algunos elementos básicos que tienen en común todos los mundos y que te ayudarán a orientarte durante las primeras partidas. Siempre tendrás una Base de Operaciones personal, que te sirve para señalar la posición de tu capital sobre el tablero de juego. Otro elemento recurrente es el dinero, las compras son un acción importante en los mundos de 504 así que en cada partida uno de los jugadores tendrá que asumir el papel de la banca.

La dinámica de las rondas también es la misma en la mayoría de los mundos, en los que todos los jugadores resuelven el mismo número de turnos. Al final de cada ronda se comprueba si se cumple la condición para llegar al final de la partida y que uno se alce con la victoria. Los módulos “Militar” y “Mayorías” son los únicos que plantean esta condición directamente después del turno de un jugador determinado en lugar de al final de la ronda.

Como ves, cada partida de 504 es una nueva aventura en un nuevo mundo diferente. Un título altamente jugable con el que te sumerges en un innovador sistema de juego nunca visto hasta ahora.

 


Up