Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web, proporcionar funcionalidades a las redes sociales y analizar el tráfico de nuestra web. Puedes aceptar el uso de esta tecnología o rechazarla (en cuyo caso tu navegador será enviado a otra página web).

Si sigues navegando por nuestra página web, o pulsas el botón 'Aceptar', estarás asumiendo el uso de las cookies que te detallamos a continuación:

Tipo de Cookie Dominio Descripción
Cookies de sesión edgeent.com Cookies técnicas utilizadas para mantener la sesión e información.
Redes Sociales facebook.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales twitter.com Cookies de Red Social para que puedas compartir contenido de nuestro sitio web.
Redes Sociales instagram.com Cookies de Red Social para que puedas visualizar contenido de nuestro sitio web.
Google Analytics google.com Cookies de análisis estadísticos de visitas de nuestro sitio web.

Política de cookies Aceptar Rechazar

Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Al perro que tiene dinero se le dice señor perro

Al perro que tiene dinero se le dice señor perro

Conoce las facciones en Narcos: el juego de tablero

El Diablo y el Patrón eran unos de sus pocos apodos.  Durante su reinado del narcotráfico internacional, durante el cual se convirtió en el criminal más rico de su época, mantuvo un ejército de 3000 asesinos: Los sicarios. En 1992, Medellín fue testigo de la muerte de casi 9.000 personas, entre enfrentamientos armados y ajustes de cuentas. Una violencia diaria inimaginable, sufragada por El Patrón, que se hizo popular entre el pueblo financiando acciones caritativas. Finalmente aceptó ir a una cárcel... ¡pero una que construyera el mismo! El punto de no retorno se cruzó cuando se enviaron a otros prisioneros para asesinarle. Cuando se enteró de su traslado a una prisión convencional, optó por fugarse. Y ahí es donde intervino el Grupo de Búsqueda.

Los cazadores

En Narcos: el juego de tablero, uno de los jugadores encarna a El Patrón, mientras que el resto controlarán a los cuatro componentes de este grupo, las facciones cazadoras. El juego transcurre en un tablero que representa a Colombia. El Patrón gana si logra cumplir los requisitos de 3 cartas de Objetivo o si su popularidad alcanza el nivel 20 y es nombrado Presidente.

El resto de facciones deben capturarlo dos veces (la primera equivale a su encarcelamiento, la segunda, a la operación que terminó en su muerte). El Patrón se mueve en secreto, y utiliza sus Sicarios para realizar diferentes acciones, pero como estos nunca pueden estar demasiado lejos de él, darán una pista sobre su ubicación. Cada una de las facciones que participan en la caza tiene sus habilidades especiales. Solo utilizándolas sabiamente y en equipo, los cazadores podrán capturar a su presa.

El bloque de búsqueda

Policía Nacional de Colombia: la policía colombiana tardó demasiado en comenzar a rastrear a El Patrón, tanto que el criminal la corrompió a los niveles más altos de la organización. En Narcos: el juego de tablero esta facción usa marcadores de mapa para marcar posibles ubicaciones para sus presas.

La DEA (Administración de Control de Drogas) nació en 1973 de la fusión de tres agencias estadounidenses, y estuvo presente en todo el continente americano, pero en realidad, tuvo poco éxito contra ese monstruo que es el tráfico de drogas. En Narcos: el juego de tablero, tiene dos acciones de movimiento para un Cazador +2, y otras dos para reemplazar una Acciones por otras.

El Cartel de Cali: ubicado en la ciudad de Cali, este Cartel no tiene nada que envidiar, en términos de maldad, a El Patrón. Aunque fue fundada por hermanos, está controlada por un grupo de "hombres de negocios", lo que dificulta la lucha. A principios de los 90 decidieron deshacerse de El Patrón. A medida que se mueven, sus Cazadores recolectan cubos de Coca , que el jugador puede gastar para realizar una acción adicional.

Los Pepes: La mayoría de los Pepes eran traficantes rivales. Se financiaban a través del Cartel de Cali, de peces gordos del narcotráfico e incluso de la CIA. En Narcos: el juego de tablero, cada vez que El Patrón gasta dinero, Los Pepes reciben una parte del mismo, que pueden gastar para revelar el valor de los contadores de defensa de Sicarios.

Vive esta lucha por el poder y el dinero con Narcos: el juego de tablero. Recuerda como se solucionan todos los problemas en la vida, con plata, mijo.


Noticias relacionadas



 
Up