Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies. Consultar política de cookies Entendido
Desafía la realidad
ES · FR
 
Cesta de la compra
Tu cesta está vacía.
Haz que tu cesta sea útil: llénala de juegos, libros y mucho más.
Bienvenido a la Comunidad de Edge Entertainment

Bienvenido a la Comunidad de Edge Entertainment

Conoce a nuevos amigos y comparte experiencia de juego y opinión con miles de personas como tú. ¡Y disfruta de contenidos exclusivos para la comunidad!

Únete a la Comunidad

Estadísticas de la comunidad


Usuarios registrados



87155

Usuarios registrados en el último mes



594

Tiendas registradas



570

Organizaciones registradas



198

Los más populares en las ludotecas



2
1
3
1
2
3
4
5
6
7
8
9

Jugadores en busca de una partida



1
2
3

Noticias destacadas


La llamada de Cthulhu

Horrenda cosa es caer en manos de una traducción en amarillo…

Traducir la locura para que otros la entiendan
Horrenda cosa es caer en manos de una traducción en amarillo…

Una confesión de traductor: creo que la primera vez en mi vida que sentí una fascinación consciente por el lenguaje fue con la primera edición de La Llamada de Cthulhu publicada en español, la de Joc Internacional. No sé cuántas veces habré leído aquellas “Notas adicionales sobre el Necronomicón” donde se analizaba la etimología de “Cthulhu” y otras deidades blasfemas. Era hermoso ver cómo una palabra llevaba a otra, que llevaba a otra, que llevaba a otra, a través de tiempos y lenguas… De propina, también fue el primer libro donde la figura del traductor se convirtió en algo real, gracias a las clásicas, geniales y edificantes “N. del T.” de Jordi Zamarreño. Así que el Gran Cthulhu tiene mucha culpa de que cuando Edge me pidió traducir Tatters of the King, Los harapos del rey, la última de las grandes campañas de La Llamada de Cthulhu inédita en español, tardara segundos en decir que sí. Ahora miro hacia atrás y veo que fue un proyecto divertidísimo. Pero para el que no conozca los entresijos del oficio de traductor, voy a ofrecer algunos ejemplos que ilustren dónde está la diversión y que permitan juzgar y apreciar el resultado de muchas, muchas horas de trabajo. Porque los traductores profesionales valen su peso en oro, oiga. Pero primero una advertencia y un agradecimiento: La advertencia: este artículo no le va a destripar a nadie la campaña, a menos que sea un jugador con memoria fotográfica y gran capacidad de relación… En cuyo caso aconsejo al Guardián que utilice al Rey de Amarillo para lacerar con alegría su osada mente. El agradecimiento: tuve la suerte de que el autor, Tim Wiseman, tuviera a bien contestar casi 200 preguntas sobre el texto. Y lo hizo con paciencia, simpatía y ética, ampliando el texto donde le parecía necesario, cerrando asomos de cabos sueltos, invirtiendo tiempo en consultar sus fuentes, sin que nadie le pagara por hacerlo. Al final detectamos juntos más de 100 erratas y podemos decir que la edición española de esta campaña es sin duda la mejor de todas. Un brindis por Tim. Muy bien, vale, pero ¿qué supone hacer una traducción como ésta? Leerse el libro al detalle: Una obviedad Lo que no es obvio es el grado de atención que hay que poner “al detalle”, porque los traductores tienen que cuestionar cada palabra que leen. Es un ejercicio que puede resultar agotador, porque no es algo que se apague o encienda a voluntad o que se pueda ignorar en buena fe. La lectura al detalle permite entender el conjunto, ir pensando…

WallaceMcGregor
13 JUN 2018 - 19:58
por WallaceMcGregor
12
Up